Inicia la segunda etapa de la ‘Operación Rescate Perritos de Kukulcán’ en Chichén Itzá

Publicado febrero 19, 2020, 10:08 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 19 de febrero de 2020.- El director del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos de Yucatán (Cultur), Mauricio Díaz Montalvo, y los representantes de cuatro asociaciones protectoras y de animales acudieron hoy en la madrugada a Chichén Itzá para dar seguimiento a la “Operación rescate perritos de Kukulcán”, que se realiza en coordinación con el INAH.

Ya se cumplió la primera fase que consistió en que los animales coman croquetas durante cierto tiempo dentro varias “jaulas-trampa”, que se instalaron en sitios estratégicos del lugar, a fin de que tengan confianza para cuando llegue el momento en que aquéllas sean activadas y sean atrapados para su revisión médica.

A la gira de trabajo acompañaron al director Lourdes Durán Leal y Tatiana May, de Perpópolis; el MVZ José Antonio Ríos Pérez del Valle, de Planed Pethood; Kevin Javier Peraza Guillén, de Cinco Patas; y Diana Valencia, de Adopta.

Díaz Montalvo y sus acompañantes llegaron a las instalaciones de Chichén a las 5:30 de la mañana, para hacer el recorrido por la zona, ya que es la hora pueden ser avistados los animalitos.

De acuerdo con personal del INAH actualmente hay alrededor de 27 perros. Ha habido perritas que han parido, aunque muchos de los cachorros han sido adoptados por vecinos de comunidades circunvecinas.

La siguiente fase, que durará unas cuatro semanas, aproximadamente, consistirá en la identificación de cada uno de los canes, a quienes se les colocará collares de colores con información de cada uno de ellos y su condición general de salud.

-Justo en el momento en que se les coloque el collar, también se les darán las medicinas correspondientes para su desparasitación -comentaron los expertos.

Dijeron que cuando sean atrapados se determinará qué tan sanos o que tan enfermos están para que, según cada caso, se les proporcionen los tratamientos y medicinas adecuados.

Después de todo este proceso se decidirá cuántos podrían quedarse, para mantener el equilibrio en la zona y eviten que lleguen más perros, y cuántos serían dados en adopción.

No es un problema grave, pero con esto se busca hacer una tarea preventiva.

Díaz Montalvo giró instrucciones a su personal en Chichén para que se hagan las acciones correspondientes, incluyendo la creación de un espacio donde puedan estar los canes cuando sean capturados, y realizar, junto con las agrupaciones, una campaña de información para que no les den de comer, de modo que sólo se le alimenten de las croquetas que se les ponen en las trampas.