Inhumano trato en clínicas y hospitales en el gobierno rolandista, reporta Codhey

Publicado febrero 27, 2019, 10:20 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) señaló las deficiencias detectadas en los 125 centros de salud ubicados en los 106 municipios, como falta de personal, mantenimiento de sus instalaciones, equipo y material de trabajo, medicamentos así como, en algunos casos, insensibilidad en el trato a los pacientes.

Al rendir su informe anual de actividades ante el Congreso del Estado, el presidente de la Codhey, Miguel Óscar Sabido Santana, presentó el resultado de las investigaciones realizadas durante 2018 por el Centro de Supervisión Permanente a Organismos Públicos.

El año al que se refiere el informe abarca el último del sexenio que encabezó el priista Rolando Zapata Bello.

Expuso que de la investigación en los 125 centros de salud, se puede señalar que los 10 que presentaron mayores deficiencias se encuentran en los municipios de Kantunil, Samahil, Chemax, Progreso, Valladolid, Ticul, Panabá, Tekax, Uayma y Kanasín.

Por lo que exhortó a las autoridades promover el trato digno y adecuado para los pacientes y sus familiares así como brindar en todos los centros de salud, servicios más efectivos y de calidad.

En el programa de supervisiones, se realizaron visitas a los hospitales públicos como el Hospital General Dr. Agustín O’Horán, Hospital Psiquiátrico de Mérida, Hospital General de Tekax, Hospital Materno Infantil, Hospital Comunitario de Peto, Hospital Comunitario de Ticul, Hospital General San Carlos de Tizimín y Hospital General de Valladolid.

En esos centros se detectó insuficiencia de personal médico, de enfermería y de seguridad; la falta de infraestructura y de equipamiento adecuado en sus instalaciones; desabasto de medicamentos; y en algunos casos, la falta de sensibilización del personal en su trato hacia los usuarios.

Las supervisiones también incluyeron las cárceles municipales donde se observó que el 68 por ciento de los municipios no cumple con las condiciones mínimas que deben prevalecer en los centros de detención.

Entre las irregularidades, se encuentran que carecen de registros de ingresos y egresos de las personas detenidas, no se les practica ninguna valoración médica, presentan deficiencias en cuanto a higiene, ventilación e iluminación tanto artificial como natural, las comandancias se encuentran lejanas a las cárceles municipales, carecen de personal médico, entre otras.

Las 10 cárceles que presentaron mayores deficiencias fueron las de Acanceh, Dzan, Kaua, Tahmek, Tecoh, Ticul, Tzucacab, Yobaín, Chemax y Peto. Los municipios que realizaron cambios de sede y de infraestructura, que mejoraron considerablemente sus condiciones, fueron: Teya, Opichén, Suma de Hidalgo y Buctzotz.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.