Informalidad, inestabilidad y altas tarifas eléctricas, enemigos del sector restaurantero

Publicado septiembre 24, 2018, 4:26 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

La inseguridad, la informalidad y la inestabilidad son tres rubros negativos para el sector restaurantero. Si bien, Yucatán es un oasis para el sector, en ciudades como Reynosa, Nuevo Laredo y Matamoros, los restaurantes no ofrecen cenas debido a la violencia que hay en esas ciudades, sostuvo el presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria Alimenticia y Productos Condimentados (Canirac), Francisco Fernández Alonzo.

Fernández Alonso, indicó que, los tres factores antes señalados establecen un claro problema para la industria formal de alimentos y bebidas, ya que, ponen en riesgo la salud de los mexicanos y la autoridad no toma cartas en el asunto.

Expuso que, el sector restaurantero mexicano se integra en 500 mil unidades económicas que ofrecen 1.7 millones de empleos formales. La informalidad es un problema que crece cada vez más y además de ser una competencia desleal, no se fiscaliza el origen, ni el proceso de los alimentos que ofrecen.

La informalidad ocasiona también un problema de salud pública debido a que no tienen calidad en los alimentos que expenden y ni cuidado por los residuos líquidos y sólidos que vierten a las calles, alcantarillas y zonas donde trabajan, provocando un impacto ambiental cada vez más alto.

El presidente nacional de Canirac enfatizó que, la gastronomía mexicana se posiciona cada vez más como una referencia internacional y que uno de los factores del crecimiento turístico nacional es la diversidad de platillos y guisos de la cocina de nuestro país, ampliamente conocidos y publicitados como de los más ricos del mundo.

Hay muchas cosas malas que están pasando en el sector como el problema con las tarifas eléctricas que se han elevado hasta en un 100 por ciento en algunas ciudades. Es definitivo que también hay cosas buenas, ya que, gracias a la diversidad y la calidad de la gastronomía mexicana, nuestro país se consolida como un destino internacional para el ramo culinario.

Al tomar el tema de las tarifas eléctricas, Fernández Alonso explicó que este problema se refleja en algunas ciudades con más fuerza: Tijuana, Chihuahua, Monterrey, Culiacán, incluso Mérida, son ciudades con climas extremos, donde el aire acondicionado es indispensable e impacta en gasto operativo de los restaurantes.

Hemos pedido, junto con otros organismos empresariales que se detengan estos cobros y hemos obtenido la respuesta que no se incrementarán más las tarifas; sin embargo, el daño es alto, sostuvo.

El entrevistado agregó que como parte de las políticas de Canirac se ha pedido a las empresas afiliadas dejar de usar popotes y evitar los productos de un solo uso para apoyar el medio ambiente. Agregó que esta campaña nacional se está impulsando a fin que se reduzca el uso de popote o pajilla y con ello ayudar a la evitar la contaminación.

Sobre el número de franquicias de alimentos que se han instalado en el país y que posicionan la denominada “comida rápida”, señaló que estas representan tan solo un 5 por ciento de las unidades económicas que funcionan en México y que no son una competencia fuerte para los restaurantes tradicionales, por lo que la cocina mexicana es un referente, repuso.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.