Informa IMSS Yucatán sobre riesgos por el consumo de bebidas alcoholicas

Publicado agosto 19, 2022, 12:22 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

·         La ingesta de alcohol puede generar una adicción que pone en riesgo la salud y hasta la vida.

·         Al evitar las bebidas alcohólicas disminuye el riesgo de cirrosis, hígado graso, cáncer de boca, esófago, estómago, páncreas, colon y mama.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán informa sobre algunos de los principales riesgos que pueden generarse en el organismo por ingerir bebidas alcohólicas, además de los beneficios que se obtienen al evitar su consumo.

“La ingesta de alcohol puede significar un riesgo para la salud y hasta la vida; ya que afecta prácticamente todos los órganos y sistemas del cuerpo; pues desde el momento en el que se bebe, causa irritación en boca, esófago e intestinos”, explicó la doctora Gabriela Canché Briceño, coordinadora auxiliar de Atención Médica.

Destacó que dejar de beber alcohol mejora la salud de las personas a corto y largo plazo; por ejemplo, se tiene mejor resistencia del sistema inmunológico, reduce el riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares, aumenta la capacidad de atención, concentración y la memoria, así como del gusto y olfato; disminuye el riesgo de cirrosis, hígado graso, cáncer de boca, esófago, estómago, páncreas, colon y mama.

Resaltó que se ha demostrado que el alcoholismo es una de las principales razones por las que ocurren accidentes, riñas y lesiones que derivan en consultas clínicas en el servicio de Urgencias.

La especialista del Seguro Social dijo que el consumo crónico y excesivo de alcohol también puede llegar a generar cardiomiopatía alcohólica, lo que ocasiona que el corazón sea incapaz de bombear eficientemente la sangre y se registre un fallo cardiaco, lo cual pone en riesgo la vida.

Indicó que los bebedores consuetudinarios también están expuestos a presentar intoxicación por alcohol, que se caracteriza por ser una perturbación del comportamiento o la función mental, se identifica porque la persona se muestra desinhibida, eufórica, mareada y con una respiración rápida.

La doctora Canché Briceño advirtió que en personas bajo tratamiento médico, consumir este tipo de bebidas también implica riesgos al desarrollar reacciones que comprometan el correcto funcionamiento del cuerpo, además existen fármacos que pierden su efectividad si se combinan con alcohol. 

El consumo de bebidas alcohólicas puede generar una adicción que ocasiona secuelas graves, pone en riesgo la salud mental y la integridad física.

Finalmente, la coordinadora auxiliar de Atención Médica dijo que en los módulos PrevenIMSS+, ubicados en las Unidades de Medicina Familiar, se puede solicitar información y orientación sobre los daños que genera el consumo de alcohol y el alcoholismo, así como recomendaciones para el autocuidado en cada una de las etapas de la vida.