Impresionante fenómeno en Sisal: como río desembocan al mar millones de litros de agua

Publicado octubre 20, 2020, 12:03 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Como impetuoso y joven río, millones de agua fluyen a un costado del puerto de abrigo de Sisal para desembocar en el mar, mostrando en toda su majestuosidad la naturaleza, pero también contribuyendo a que disminuyan las inundaciones tierra adentro.

Este fenómeno, que se aprecia en toda su magnitud en la zona conocida como Laguna del Cocodrilo, arrastra todo a su paso, deslavando el camino, incluso arrastrando piedras y formando pequeñas cascadas.

También forma crecientes que anegan las zonas cercanas y propicia daños a las calles en esa parte de Sisal, pero es parte de la naturaleza hídrica de la Península de Yucatán, es parte del proceso natural para que el manto freático vuelva a sus niveles luego de las intensas lluvias por la tormenta tropical Gamma y el huracán Delta.

Como hemos informado, el manto freático se encuentra a saturado a máximos históricos que alcanzan cinco metros por encima del nivel mar, lo que ha propiciado inundaciones que aún persisten en fraccionamientos y comisarías de Mérida.

Este año ha sido particularmente lluvioso en Yucatán, lo cual quedó de manifiesto al inicio de la temporada de lluvias, con la entrada a principios de junio de la tormenta tropical Cristóbal, que dejó cantidades históricas con récord de más de 600 mm a nivel estatal.

Esto causó inundaciones en diversos municipios y en fraccionamientos meridanos como Las Américas.

A principios de este octubre se presentaron dos fenómenos ciclónicos uno tras otro: primero la tormenta tropical Gamma y luego el huracán Delta que ambos hicieron aumentar la carga del manto freático y lo elevaron a los niveles históricos ya mencionados.

De acuerdo con la naturaleza hídrica de Yucatán, el agua pluvial corre de sur a norte buscando una salida hacia el mar en la coste norte de la Península, la cual corresponde mayormente a Yucatán.

En consecuencia, aunque no llueva abundantemente en la zonas bajas como Las Américas y las comisarías del norte el manto freático sigue saturado por el avance de estas corrientes subterráneas que se mueven de sur a norte.

Una vez que esta corrientes llegan al mar aprovechan cuerpos naturales de agua, como la Laguna del Cocodrilo en Sisal, o la zona conocida como las Bocas de Dzilam, para desembocar en el océano.