Hoteleros rechazan acuerdo tomado en la Canaco sobre impuesto al hospedaje

Publicado diciembre 10, 2019, 12:53 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Empresarios del sector hotelero de Yucatán rechazaron la propuesta de establecimiento de nuevos impuestos, por lo que solicitaron al Congreso del Estado una solución para evitar un conflicto mayor.

Con un “rotundo NO”, al nuevo impuesto de 35 pesos por cuarto de hotel ocupado, los hoteleros rechazaron también la propuesta del Gobierno del Estado de “catafixiar” este gravemen por un aumento en el Impuesto al Hospedaje.

En conferencia de prensa, los representantes de la Asociación Mexicana de Hoteles en Yucatán (AMHY), el Consejo empresarial Turístico del Estado (Cetur) y la Asociación de Agencias Promotoras de Turismo de Yucatán (Aaprotuy) formaron un solo frente para impedir la aplicación del nuevo impuesto pero también de la alternativa que planteó el gobierno.

El presidente de la AMHY, Héctor Navarrete Medina, reprobó la actitud del dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome), quien en una “reunión urgente” convocó a sus agremiados hoteleros para aprobar la propuesta del gobernador Mauricio Vila Dosal de aumentar el Impuesto al Hospedaje en lugar del cobro de los 35 pesos por habitación ocupado, la cual se haría vigente a partir de 2020.

Lamentó la postura del gobierno del Estado y al mismo tiempo que denunciaban los hechos, el Ejecutivo local envió al Legislativo una modificación al cobro del impuesto sobre Hospedaje, que a partir del próximo año pasará del tres al cinco por ciento.

Navarrete Medina señaló que a la reunión de la Canacome “sólo asistieron 19 (representantes de) hoteles, que no representan ni al cinco por ciento de los hoteles del Estado”.

Explicó que en esa reunión les plantearon a los hoteleros presentes que escogieran entre pagar los 35 pesos establecidos en la Iniciativa de Ley General de Hacienda presentada al Congreso del Estado, denominada “derecho por la preservación y restauración del equilibrio ecológico”, o incrementar el impuesto al hospedaje del tres al cinco porcentual.

Remarcó que ante estos acontecimientos, la AMHY, que representa a 173 hoteles del Estado, “manifiesta su repudio a esta forma indebida de coaccionar y presionar a los empresarios del sector hotelero, para conseguir imponer a toda costa más gravámenes a la actividad turística”.

De acuerdo con el documento enviado al presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Felipe Cervera Hernández, “manifestamos una vez más nuestro rotundo rechazo” a la propuesta del Ejecutivo.

Por su parte el ex secretario de turismo estatal, Jorge Torre Loría, indicó que los hoteleros “están muy indignados por la sobrecarga fiscal que pretenden aplicar injustamente cuando hay otros sectores a los que no se les toca inexplicablemente”.

Por su parte, Ricardo Dájer Nahum, reprobó la actitud de los directivos de la Canacome por coaccionar y presionar a los socios para que aprueben una propuesta desfavorable para el sector empresarial, pues el único beneficiado es el Gobierno del Estado.

Indicó que desde que es socio de la Canacome es la primera vez que se comete tal atropello, actitud a la cual nunca recurrió cuando fue dirigente de esta cámara empresarial.

Los inconformes propusieron aumentar el impuesto sobre las nóminas de 2.5 a 2.65 por ciento para que todas las empresas del Estado contribuyan de manera justa y equitativa para solventar el gasto público.

Asimismo, se recordó que todos los demás organismos empresariales manifestaron su aprobación al incremento de este impuesto sobre las nóminas del 2.5 a tres por ciento a partir de 2021.