Holbox, un paraíso caribeño donde el tiempo parece detenerse

Publicado octubre 01, 2018, 10:28 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Entre los lugares de México favoritos por turistas se encuentra Quintana Roo, reconocido por su característico clima tropical, playas, islas, y Holbox es un ejemplo de ello. Esta isla situada en el norte de la península de Yucatán forma parte de la reserva natural Yum Balam divida entre el mar del Caribe y el Golfo de México.

Para llegar a la pequeña pero paradisiaca isla Holbox es necesario trasladarse vía marítima partiendo desde el puerto de Chiquilá en un ferry o bien, lanchas privadas para los visitantes que deseen tener una experiencia más personal, aunque el trayecto es corto (de aproximadamente 20 minutos).

Holbox se convirtió en un destino turístico desde hace más de veinte años gracias a sus actividades principales como la pesca de langosta y la tranquilidad que se vive día con día para descansar y deleitarse con sus paisajes, de acuerdo con información de Notimex.

La isla tiene mil 486 habitantes y éstos, cuentan que antes no se ocupaba el dinero, sino el intercambio de aquello que Holbox les regalaba.

Ubicado a 15 minutos del centro y de las playas más bonitas de la isla de Holbox, se encuentra el Hotel Boutique Casa Blat-ha, lugar autenticado por tener un estilo Zen que logra desconectarse de todo y encontrar el balance entre nosotros mismos.

El hotel, único, es un lugar por excelencia para sentirse bien de adentro hacía afuera y es ideal para respirar el espíritu de la libertad y dejarse fluir como el agua, una experiencia ideal para ejecutivos que deseen probar algo distinto.

Este hotel boutique está decorado como si fuese una gran casa de la jungla donde al entrar se observa su biblioteca, que cuenta con títulos interesantes para todo tipo de gustos y que invitan a disfrutarlos junto a una taza de té de hierbas cosechadas en los propios jardines de Blat-Ha.

Entre su decoración, pensada para los amantes del buen gusto destacan los atrapasueños, guitarras, tambores y cuadros excepcionales.

La experiencia de hospedarse en la isla Holbox es un premio para sí mismo gracias a su clima caluroso, su gente y la gastronomía local para disfrutar durante un desayuno o cena romántica.

Los días en la paradisiaca isla parecen suceder en tanto que se viven al máximo, el reloj no marca las horas, se detiene para enseñarnos con elocuencia astronómica tal como lo hacían los mayas.

Holbox espera para que ejecutivos y aventureros disfruten de caminar descalzos en este paraíso caribeño.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.