Hasta siempre ‘Tito’: muchos van a extrañar tu canto… y los niños tus paletas

Publicado abril 25, 2020, 3:02 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA, 25 de abril de 2020.- “Tito” quien era una conocida persona en situación de calle, perdió la vida ayer viernes en la vía pública, en el Centro de Mérida.

Su cuerpo fue encontrado recostado en las puertas de un comercio, alrededor de las 5 de la tarde por elementos de la Policía Municipal de Mérida, durante su ronda de vigilancia en la calle 58 entre 69 y 71.

Los uniformados solicitaron el apoyo del cuerpo de paramédicos municipales, quienes al llegar lo revisaron, pero ya había fallecido.

Por estar en situación de calle no fue posible diagnosticar la causa del fallecimiento.

En redes sociales, el hecho causo conmoción, ya que Tito era conocido en las calles del Centro y acostumbraba ir a las colonias Serapio Rendón y Cinco Colonias, en el sur de la ciudad.

Tito es el segundo indigente que fallece en calles del Centro desde que inició la contingencia. Hace alrededor de dos semanas, otro hombre perdió la vida en su silla de ruedas enfrente del parque Eulogio Rosado.

Ambos perdieron la vida en la misma situación, solos y en los lugares donde acostumbraban pedir limosna. Actualmente esas zonas permanecen cerradas debido a las medidas implementadas por la Fase 3 de la pandemia.

Tito se caracterizaba por usar una sonaja o maraca y en ocasiones se ponía a cantar, él lo hacía por gusto y poco a poco la gente le comenzó a regalar dinero. Incluso se viralizó en una ocasión por regalar paletas a los niños de una estancia infantil hace algunos años.

“Nunca juzgues a alguien por su apariencia porque hay mucho por descubrir, que gran aprendizaje el de hoy en nuestra escuelita, reconozco que tanto los pequeños como nosotras maestras recibimos una gran lección, este joven al mirar a nuestros niños jugar ofrece su bondad al regalar paletas, nosotras como responsables de su cuidado al principio lo rechazamos, pero este joven con una sonrisa y consejos (estudien niños) nos dio una lección que nunca olvidaremos, el respeto y el amor hacia el prójimo, los niños agradecieron con una sonrisa el regalo y con palabras GRACIAS. Cada ser viviente merece nuestro respeto ya sea humilde o altivo, feo o hermoso”, fue el mensaje que en su momento expresó la estancia.

Tito tenía familia, quienes lo cambiaban de ropa y lo bañaban, aunque de acuerdo con familiares, a él no le gustaba quedarse en casa y salía a las calles a tocar sus instrumentos.

Desde que inició la contingencia, muchas de estas personas ya no acuden a las calles del Centro, debido a que dejaron de recibir caridad al no haber gente, por lo que su situación se ha tornado aún más complicada.

Si usted aún tiene que salir y ve a una persona en la misma situación, no dude en apoyarlas con una moneda o algún alimento, y recuerde el mensaje que la escuela emitió en su momento para Tito.