Hasta con un látigo atacó el karateca tabasqueño a joven meridana

Publicado noviembre 10, 2018, 9:15 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

Intoxicado con benzodiazepinas y marihuana, pero sobre todo fuera de control por celos enfurecidos, la mañana del miércoles 7 de noviembre Cristian Contreras Domínguez atacó con inusitada saña a su novia Andrea Marisol Carrillo, a la que golpeó con puño cerrado, a patadas, con una madera e incluso con un látigo.

No conforme, el sujeto trató de ahorcarla antes de que la joven lograra escapar y saliera a pedir ayuda.

Contreras Domínguez, de 22 años y oriundo de Tabasco, fue imputado por el delito de feminicidio agravado en grado de tentativa y se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva hasta la realización la audiencia de vinculación, donde se definirá su situación jurídica.

Al principio la defensa pidió que la audiencia fuera privada porque el acusado había sido denostado en las redes sociales, y argumentaba que si la diligencia era pública aumentaría el linchamiento contra Contreras Domínguez, pero la jueza Blanca Bonilla González rechazó la petición, pero sí aceptó que durante la comparecencia no se tomarán ni fotos ni video.

En audiencia celebrada este viernes, se expuso que después de ser detenido, al sujeto le fueron realizados exámenes médicos, psicológicos y toxicológicos en los que se verificó que estaba intoxicado con dos sustancias: cannabis y benzodiazepinas.

En la carpeta de investigación del caso se señala que el pasado 7 de noviembre alrededor de las 9 de la mañana, ambos se encontraban en la misma casa cuando la mujer despertó y vio que su novio se encontraba postrado frente a la computadora.

Al acercarse, le preguntó que le sucedía y el sujeto le comenzó a reclamar por una foto que había visto. Le dijo que era “zorra” y “facilota”.

Acto seguido la golpeó con puño cerrado, después tomó un madera con la que se colgaban chamarras y la atacó.

Enfurecido, Cristian le dijo a su novia que se vaya, por lo que después de recibir los golpes, la mujer tomó sus cosas y se dispuso a retirarse del lugar. Sin embargo, el sujeto la detuvo y le propinó una nueva golpiza.

Durante los golpes, la tomó del cuello tratando de ahorcarla,  hasta que ella sintió que ya no podía respirar y cayó al suelo.

No conforme, el atacante la pateó y tomó un látigo con el que también la atacó y le dejó varias heridas en el cuerpo, incluso la hizo sangrar por el oído derecho.

Como pudo, la víctima tomó su celular y le llamó a su tía para que le pidiera un vehículo de Uber. Al salir de la casa se encontró con una patrulla y les contó a los oficiales lo que le había sucedido, brindándoles las características del atacante.

En ese momento, Cristian abrió el portón de la casa y salió en busca de Andrea para tratar de meterla por la fuerza. Los agentes al ver las condiciones de la mujer y al verificar que el sujeto tenía las mismas características que les habían proporcionado, procedieron a detenerlo.

Durante el proceso en el que estuvo remitido, al atacante le fueron realizados diversos estudios médicos,  psicológicos y toxicológicos, dando positivo a cannabis y benzodiazepina.

Como informamos, la audiencia comenzó a las 5:30 de la tarde y luego de que se realizaron las primeras lecturas de los expedientes, la comparecencia entró en un receso porque Contreras Domínguez cambió de abogado. Primero hubo un receso de 15 minutos y luego se extendió a dos horas.

La juez Blanca Bonilla no alcanzó a definir la situación jurídica del sujeto por el cambio de abogado y posterior receso. Tampoco se alcanzó a plantear la acusación, es decir, los delitos que le va a imputar la Fiscalía. Se mencionaba que podrían ser tentativa de homicidio e incluso privación ilegal de la libertad. Finalmente, como ya dijimos, quedó en feminicidio agravado en grado de tentativa.

Inicialmente el golpeador de mujeres era asistido por un abogado de oficio, pero los padres del sujeto llegaron con un abogado particular y pidieron que se haga el cambio. Esto motivó al primer receso de 15 minutos para que se decidiera si se aceptaba el cambio.

Luego de la sustitución del defensor, se decretó un receso de dos horas para que el nuevo abogado se entreviste con su cliente y se interiorice en el caso.

Al principio se pidió un receso de 12 horas, pero la juez dijo que era excesivo y negó la moción. El abogado defensor del acusado, Fernando Alpuche Ojeda, pidió que fueran tres horas, y la familia de la agraviada alegó que fuera solo una hora. Finalmente quedaron en las dos horas que duró el receso.

La defensa del inculpado pidió ampliación del término legal para la audiencia de vinculación, es decir, que en lugar de 72 horas sean 144. La juez Bonilla González fijó el próximo día 14 de noviembre a las 12 horas para la audiencia de vinculación a proceso. En ella se resolverá la situación jurídica del imputado.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.