Hamacas yucatecas conquistan a los vikingos, pero sin su brillo

Publicado mayo 01, 2018, 10:41 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Sin olvidar de donde vienen ni quiénes son y con la clara premisa de mantener vivas las tradiciones para que perduren y crezcan, la empresa “Leny Pool, Ropa Típica Maya” –orgullosamente motuleña- le muestra al mundo entero un poco de Yucatán a través de sus artesanías. Y no tienen techo y van por más.

Desde la comisaría de Sacapuc, en Motul, Magdalena “Leny” Pool arrancó una cooperativa de 15 personas que hacían hamacas, allí por 1995. La tradición viene de generaciones atrás, alimentada por mujeres de la familia, todas emprendedoras, fuertes y multifacéticas, quienes aprendieron el oficio de urdir hamacas y se las enseñaron a sus hijos durante años.

Xavier Ayala Pool sabe mucho de esto. Es hijo de Leny, gerente de la empresa y desde que tiene uso de razón, él y sus hermanos hacen hamacas. Las empezaron a vender de a poco hasta que su mamá, reconocida en el ambiente de artesanías, recibió el premio nacional “Innovación Artesanal”, de manos del entonces presidente Vicente Fox.

De Motul al mundo

“Durante años recorrimos un largo camino de trabajo arduo pero no fue sino hasta el premio que mi madre tuvo sobre ella los reflectores. Fue cuando el Parque de Xcaret la llamó para trabajar con ellos y desde entonces formamos parte de los artesanos del Pueblo Maya y del Hotel Xcaret”, explica Xavier.

Allí comercializan no sólo hamacas, sino también hipiles, ternos, blusas, manteles, chales y muñecas, entre otras artesanías. Todo hecho a mano y con mucho amor.

La posibilidad de estar en un punto neurálgico del turismo internacional les abrió las puertas a otras culturas y aquí arrancó la magia. En 2002, Leny tuvo la oportunidad de viajar a Dinamarca a dar un curso de urdido de hamacas y los europeos “enloquecieron” literalmente con su trabajo.

“Hoy en día mandamos pedidos a Dinamarca porque les encantan las hamacas, aunque por el clima las usan poco tiempo. El tramado es el mismo pero cambiamos los colores porque les resultan demasiado fuertes”, explica Xavier. Se refiere a que el policromismo mexicano les daña la vista a los europeos, quienes prefieren colores más neutrales o “vikingos”, como dice Xavier.

La demanda de artesanías que tienen en Xcaret de parte del turismo extranjero hizo que Leny Pool se modernice y, desde hace poco, cuente con una página web para comercializar: www.lenypool.com.mx.

“La página web se originó por la demanda de extranjeros, sobre todo de españoles, italianos, franceses, alemanes, estadounidenses (en más de un 50%), canadienses y sudamericanos, aunque estos últimos en menor medida. A todos les encantan las hamacas y también buscan mucho las blusas, hipiles y unas muñecas mesticitas que hacemos”, detalla Xavier.

Tarea titánica mantener la tradición

Leny Pool es totalmente artesanal. Esto quiere decir que, en el proceso de creación de cada pieza no hay máquinas, sólo manos creativas. Sin embargo, hoy día la empresa debe hacer un esfuerzo para mantener la tradición del trabajo manual porque cada vez es más difícil conseguir artesanos con experiencia.

“Actualmente trabajamos con alrededor de 50 artesanos pero nos gustarían que fueran más. Sin embargo, la mano de obra que haga el punto cruz, por ejemplo, es cada vez más difícil de conseguir. Las artesanas más experimentadas tienen actualmente 70 años y las nuevas generaciones no se han interesado en el bordado”, relata Xavier.

¿Y cómo le hacen?, le preguntamos. Xavier suspira y responde: “Buscándole… Imagínate que una blusa bordada a mano puede llevar cuatro meses de creación ¿Y si necesitamos 50 blusas?”, pone como ejemplo.

Hoy día Leny Pool trabaja con artesanos de Tabasco, de Quintana Roo y las hamacas las hacen casi exclusivamente en la comisaría Cuauhtémoc, en Izamal, donde cuenta Xavier que trabaja gente muy honesta y comprometida con su oficio.

Leny Pool, como mencionamos, no tiene techo. Y hoy más que nunca en un mundo cada vez más globalizado, luchan por mantener sus tradiciones sin olvidar, claro, quiénes son pero sobre todo de dónde vienen y a dónde van.

Más información en la página web, al mail [email protected] o al teléfono 9919 150754.- Cecilia García Olivieri.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.