Hallan culpable a sádico feminicida del sur de Yucatán

Publicado octubre 17, 2019, 2:11 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Tras el desahogo de diversos testimonios y medios de prueba, por unanimidad de votos fue declarado penalmente responsable del delito de feminicidio agravado Heyber Antonio Castillo Tun alias “Liro”, acusado de torturar y matar a una amiga de su “esclava sexual”.

Los integrantes del Tribunal Segundo de Enjuiciamiento, María del Socorro Tamayo Aranda, Verónica Burgos Pérez y Sergio Javier Marfil Gómez consideraron que las pruebas documentales, testimoniales y científicas desahogadas a lo largo del juicio fueron suficientes para determinar el fallo de culpabilidad.

Una de las pruebas fundamentales para llegar a este veredicto fue el dicho de un testigo que tuvo un criterio de oportunidad.

El testigo protegido relató directamente lo que hizo el sujeto y todo lo mencionado coincidió plenamente con otras pruebas que fueron desahogadas durante el juicio.

Los hechos ocurrieron el día 14 de diciembre del 2017, cuando presuntamente el acusado, por razones de género privó de la vida a la joven Imelda Alejandra Tziu Briceño, de 26 años.

Posteriormente el cuerpo de la joven fue embolsado y tirado en las inmediaciones de la carretera Oxkutzcab-San José Kuncheil.

Ese día “Liro” se encontraba en un predio de la calle 36-A entre la 57 y 59 de la colonia San Juan de Oxkutzcab con su “esclava sexual”, una adolescente a quien le reclamaba el haberse salido de la casa sin su permiso.

Ahí también estaban otros individuos, una de ellos de nombre José Andrés y otra apodado “El Chino”.

Luego de presionarla, la “esclava sexual” confesó que su amiga Imelda la ayudó a escapar de la casa donde estaba retenida.

Entonces “Liro” le pidió que la llamara por teléfono y la hiciera ir hasta la casa. La amiga, sin sospechar, llegó en un taxi, al entrar la condujeron al baño y luego fue amenazada con un arma de fuego.

Después la llevaron hasta una recámara donde estaba Castillo Tun, quien le reclamó la huida de su pareja y la golpeó y torturó quemándole los senos con un cigarro.

Después de estar ella sometida, la estrangularon con una sábana y después de muerta le dieron el tiro de gracia en la cabeza.

Su cuerpo fue embolsado y arrojado entre una brecha cercana al lugar del crimen.

Luego el asesino y sus cómplices huyeron, pero mediante orden de aprehensión, en el mes de septiembre del 2018 fue detenido y presentado ante el juzgado de control de Tekax, donde se le formularon cargos por el delito de feminicidio y se llegó hasta el juicio. Podría alcanzar una pena de hasta 50 años de prisión.

Este lunes 21 de octubre se realizará la audiencia de individualización de sanciones y se determinará cuantos años de prisión se le impondrán al asesino.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.