Hacinamiento de familias, foco de infección de Covid-19 en Yucatán

Publicado agosto 26, 2020, 11:30 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA.- Varios factores influyen para que en Yucatán sea particularmente más virulenta la pandemia de Covid-19, la cual llegó hace cinco meses, en marzo pasado, y aún se encuentra en fase muy activa.

Mucho se habla de que el estado está en los primeros lugares de obesidad e hipertensión arterial, aunque en diabetes está a media tabla nacional.

Sin embargo, hay algunas costumbres yucatecas de las que se agarra el coronavirus para hacer de las suyas entre la población estatal.

Una de ellas es el hacinamiento en el que viven principalmente familias del interior del estado.

A veces en una misma casa de las zonas rurales pueden vivir hasta dos o tres familias. Esto es devastador cuando alguno de ellos se contagia de Covid-19, pues es muy seguro que todos los integrantes de la familia se contagien, al no haber espacio para el aislamiento del contagiado.

Cuando bien les va pueden vivir en un mismo terreno, cada quien en su casa, pero compartiendo espacios comunes, como el baño, la cocina y el patio donde conviven todos los integrantes de la familia.

Suele suceder que en un matrimonio del interior del estado, cuando los hijos crecen, se les va cediendo espacio para que construyan sus casas y lleven a sus familias al mismo terreno.

En tiempos normales se trata de una agradable costumbre yucateca, que propicia una cotidiana convivencia de la familia ampliada, pero en tiempos de emergencia sanitaria propicia contagios al por mayor.