Guerra biológica contra el mosco del dengue en Yucatán

Publicado mayo 02, 2018, 9:33 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

El proyecto que anunció hace unos meses Google, de que lanzaría millones de moscos genéticamente modificados para reducir las poblaciones de la especie Aedes aegypti, aterrizará pronto en Yucatán, donde este insecto es transmistor de dengue, chikungunya y zika.

Si bien propiamente no se trata del proyecto de Google, sino de una empresa inglesa del “mosquito bueno”, el objetivo es básicamente el mismo.

Próximamente llegarán a Yucatán los primeros ejemplares de los moscos transgénicos “Aedes aegypti”, infectados con la bacteria wolbachia, que permitirá debilitar genéticamente a los moscos “malos” que transmiten las mencionadas enfermedades.

Raúl Godoy Montañez, secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, informó que esta especie que se incorporará a Yucatán está infectada con la bacteria Wolbachia. “El objetivo es que, en breve, se puedan multiplicar estos moscos infectados para posteriormente ser liberados en diferentes comunidades del Estado para esterilizar a los otros insectos y reducir su población”, explicó el especialista.

De esta forma, la estrategia permitirá disminuir los casos de dengue, zika y chikungunya, enfermedades que transmite el vector Aedes aegypti, según agregó Godoy Montañez.

“Estamos en espera de que la Universidad de Michigan envíe las primeras cepas de moscos a Yucatán para poder reproducirlos en un laboratorio que se instaló en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán”, detalló el especialista.

Para esta estrategia de control biológico se utilizó una Wolbachia local para evitar la introducción de organismos biológicos ajenos al entorno yucateco. Godoy Montañez indicó que la Universidad de Michigan ha obtenido resultados favorables infectando a moscos Aedes albopictus, por lo que están reproduciendo la misma metodología para neutralizar a los Aedes aegypti, que transmiten enfermedades como el dengue.

El costo de este proyecto es de 10 millones de pesos de un fondo mixto entre el Gobierno del Estado y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y participan la Universidad Autónoma de Yucatán y la Universidad Estatal de Michigan.

Así trabajan los mosquitos “buenos”

El mosquito “bueno”, creado por la empresa inglesa Oxitec, fue modificado genéticamente en 2002 para impedir la expansión territorial del Aedes aegypti.

Los mosquitos transgénicos se aparejan en libertad con las hembras salvajes y transmiten el gen letal a sus descendientes, por lo que la nueva generación de mosquitos muere antes de llegar a la fase adulta, disminuyendo así su población.

En la fase de pupa, los machos y las hembras del Aedes aegypti son separadas en función de su tamaño. Posteriormente, las hembras son descartadas y los machos son criados hasta la fase adulta para finalmente soltarlos.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.