GRANJA CAPRINA “EL REGALO”, ESFUERZO FAMILIAR QUE COMENZÓ COMO HOBBIE Y HOY ES EL SUSTENTO DEL HOGAR

Publicado julio 29, 2022, 2:37 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Todo comenzó como una situación familiar, sin imaginar los alcances que podría llegar a tener, pero hoy se ha convertido en un negocio que satisface la necesidad de las personas que gustan de consumir productos sanos, nutritivos  de leche de cabra y sus derivados. 

A escasos tres kilómetros del periférico de Mérida, en la salida de la 42 Sur, específicamente en Jardines de Tahdzibichén, se ubica la pequeña Granja Caprina “Le Siibalo”, que en maya significa “El Regalo” y que Pedro Chay Vela ha edificado poco a poco, con el apoyo de su esposa Laura Rodríguez y sus dos hijos, José y Agustín. 

“Conseguimos las cabras hace 10 años y no pensábamos que fueran tan productivas, en ese entonces la leche que nos daban alcanzaba para la familia y nos llegaba a sobrar, como se nos juntaba empezamos a incursionar en la fabricación de quesos, de yogurt, comenzamos a vender la leche, a pasteurizarla y actualmente ya tenemos varios productos, incluso vendemos en algunas tienditas”, indicó. 

El esfuerzo diario ha rendido frutos y hoy ya ofrecen, además de los litros de leche, cuatro variedades de quesos: untable, panela, fresco y feta, los cuales se pueden acompañar con hierbas finas, arándanos, nuez y otros ingredientes. 

“También hacemos helados, yogurt natural y griego, mucha gente viene y compra, acondicionamos un área de venta aquí en la casa, donde tenemos la nevera. Igual, hay personas que les gusta ver las cabras y vienen de visita”, dijo. 

“Aquí es paso, un cruce importante, vienen de muchas haciendas, o van en la vía, nos ven y se paran, así prueban la leche y los quesos, incluso llegan extranjeros”, agregó. 

Chay Vela dio a conocer que todos los sábados, en horario matutino, se les puede localizar en el Mercado Slow Food Mérida Norte, en el parque Pista Roja, a un costado de la Gran Plaza. 


“Los clientes que lo consumen o les gusta mucho o son intolerantes a la lactosa de la leche de vaca, por eso buscan la de cabra que no les hace mal, es más digerible para ellos, por eso nos busca gente de otros estados y extranjera”, expresó. 

“El sabor en ocasiones no es muy agradable para la población, es ácida, fuerte, por eso a algunos yucatecos no les llama mucho la atención, pero hay sectores que la busca por salud, por necesidad, aunque igual hay personas que sí les gusta”, añadió. 

Cabe señalar que con toda sinceridad, Chay Vela reconoció que los precios no son baratos, el litro de leche se encuentra a 50 pesos, mientras que las porciones de queso, que oscilan entre 120 y 150 gramos, pueden llegar a costar entre 75 y 85 pesos, aunque el cliente está consumiendo un producto natural y saludable, pura calidad que le ayudará a su organismo. 

“Actualmente tenemos alrededor de 30 cabras, la ordeña la hacemos nosotros, todos los quesos, el yogurt y la limpieza de los corrales, darles su alimento, las sacamos a pastorear, todo empezó como hobbie y ahora nos dedicamos a eso. Para que coman, hay que conseguir granos, cáscara de soya, maíz, sorgo, aunque lo que no puede faltar es el heno, la hierba, son rumiantes y no pueden vivir sólo de granos”, manifestó. 

Y como ha rendido frutos el proyecto, ya están pensando en seguir creciendo, incrementar el número de cabras para producir más leche. En estos momentos, pueden llegar a generar cerca de 200 litros por semana. 

“No es una granja formal porque yo no soy granjero, ni ganadero, es mi casa, conseguí las cabras y con el paso del tiempo he visto que puede ser un buen negocio y ya con la venta y nos compran nos hemos dedicado a esto”, afirmó. 

Por cierto, a diferencia de la mayoría de comerciantes que resultaron afectados, a “El Regalo” el Covid llegó a consolidarla. 

“La pandemia nos ayudó porque la gente comenzó a buscar alimentos más sanos y directos de producción, mayormente de campo que procesados, yo tenía temor porque pensé que venderíamos menos, pero no, la gente nos encontraba en internet y pedía la leche, los quesos, tuvimos apoyo de un programa del Ayuntamiento que nos contactó con hoteles y restaurantes, eso nos salvó y así nos conocieron más con las pandemia, fue el momento de crecer”, señaló. 

Si usted desea probar una buena leche de cabra o alguno de sus derivados, puede localizar a don Pedro Chay Vela al 9995687147, buscarlos en Facebook como Granja Caprina El Regalo o si lo prefiere visitarlos en Jardines de Tahdzibichén, cruzando el puente del periférico de la 42 sur, a tres kilómetros de distancia. 

Como venden ahí en su hogar, los puede localizar a cualquier hora del día, principalmente de 7.00 a 22.00 horas.