Gobierno federal denuncia intereses políticos detrás de protestas por el agua en Chihuahua

Publicado septiembre 25, 2020, 10:20 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

MÉXICO.- Las protestas por el agua en Chihuahua no son espontáneas, al contrario, responden a intereses políticos, económicos y de presuntos delincuentes, advirtió Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, al advertir una embestida a la Guardia Nacional (GN)

“Hay una red de políticos acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a toda esta trama. Es decir, no es un movimiento espontáneo. No ha habido falta de agua. Y vemos detrás de toda esta embestida a la Guardia Nacional es porque quieren seguir manejando este tipo de negocios del agua en detrimento de la nación, poniendo en riesgo un tratado internacional”, dijo frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la conferencia matutina en Palacio Nacional, el subsecretario concluyó que los mismos actores están involucrados en diferentes temas, relacionados con negocios con el agua.

Puso como ejemplo un evento realizado en noviembre de 2019 donde se echó a andar una planta tratadora de aguas residuales en Delicias, donde estuvieron, entre otros participantes en las recientes protestas en la entidad, el gobernador Corral así como uno de los beneficiarios, Carlos Cuevas Abundia, detenido este año por autoridades estatales por participar en el homicidio doloso de dos escoltas e involucrado en el delito de huachicol.

Cuevas está preso en Chihuahhua y en la investigación se señala que tiene nexos, como lavador de dinero, con el Cártel del Pacífico, en relación directa con El Placas, explicó Mejía.

“Ahí están compartiendo el mismo evento”, subrayó, quien tiene relación directa con el diputado local, principal impulsor de las protestas de este mes.

Dijo que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, sabe que la ley respalda el actuar de la GN, además de que en diciembre pasado, junto con sus homólogos de Coahuila y Tamaulipas llegaron a un acuerdo en la secretaría de Gobernación , donde se comprometieron al cumplimiento estricto del tratado de agua con Estados Unidos.

Después, el 1 de agosto del año en curso firmó una propuesta para los escurrimientos y entrega de agua.

Indicó que el cambio de posición de Corral, “más allá de congruencia o incongruencia”, hay todo un entramado de intereses económicos y políticos, y han puesto en riesgo un tratado internacional.

Mostró láminas en las que aparecen diversos políticos, relacionados con el acaparamiento del agua, así como de “los intereses financieros que estuvieron atrás” de la movilización del 9 de septiembre en la presa La Boquilla, donde

“se repartieron cientos de palos, bombas molotov, halcones, hubo camionetas, gasolina”.

Un grupo, añadió, son los nogaleros, uno de los consumidores de grandes cantidades de agua.

De manera especial citó a una familia (Urionabarrenechea) ligada – aseguró- al ex gobernador César Duarte. El suegro de uno de ellos, dijo, fue el presidente de la junta de aguas y saneamiento de Chihuahua, grupo que estuvo atrás del financiamiento, en gran medida, de la movilización en La Boquilla.

Por tanto, dijo, el pleito Corral-Duarte “es nada más testimonial”.

Esta familia, abundó, tienen casi nueve millones de metros cúbicos, según los registros de la Conagua tiene pero son públicos, de permisos para la explotación del agua.

En la zona donde “se ha generado toda una campaña de desinformación, con la falsa premisa de que se iban a quedar sin agua los productores, lo cual no ha pasado”, hay un gran acaparamiento del agua, por ocho usuarios que tienen 36 millones de metros cúbicos, equivalente al 12.5 por ciento del adeudo con Estados Unidos.

Y lo que es más grave, expuso, una persona tiene 11 millones de metros cúbicos equivalente al 4 por ciento del monto total.

“La familia que comentamos tiene el 3 por ciento, esto implica un gran acaparamiento de agua ligado a políticos y a otro tipo de agrupamientos”.

También mencionó al grupo de productores de cebolla ligada, mencionó, al diputado local por Delicias, Chihuahua, Jesús Valenciano, “quien increpó a la Guardia Nacional, les dio un ultimatum para que se fueran y les dijo que si no se iban les iba a pasar lo mismo que había pasado en La Boquilla”.

Ese diputado es pariente de una familia dedicada a la sobre explotación, agrego el subsecretario.

Información contra manipulación

En el inicio de la conferencia, el presidente López Obrador dijo que la información es para que no se de pie a la manipulación.

“Si hay información directa, veraz, cierta, no hay ninguna posibilidad de acarreos o de manipulación. Lo mejor es informar, garantizar el derecho a la información”.

Resaltó que hay en medio un convenio de carácter internacional.

“Hemos dicho varias veces que posiblemente sea el mejor acuerdo que se haya logrado con Estados Unidos, que no es un acuerdo que nos afecte, el porcentaje mayor (del río bravo) se destina a México”.

Mejía así como Roberto Velasco, director general para América del Norte de la cancillería, y Blanca Jiménez, directora general de la Comisión Nacional del Agua expusieron los antecedentes y situación actual del tratado de agua con Estados Unidos, vigente desde hace 76 años, así como el adeudo de Chihuahua.

De acuerdo con estudios técnicos, indicó Jiménez, el Río Conchos debe aportar 54.1 por ciento del volumen total del tratado pero no ha sido así desde 1994; el faltante es de 289.4 mil millones de metros cúbicos, mientras que Tamaulipas y Coahuila están al corriente.

Velasco dijo que México recibe cuatro veces más agua de la que entrega cada año. El compromiso de pago de nuestro país, cada cinco años, es 2 mil 158 mil metros cúbicos.

Por año, la nación vecina entrega en el Río Colorado mmil 850 millones de metros cúbicos por año, mientras que nosotros entregamos 431 millones de metros cúbicos por el Río Bravo.

Presentó la carta que envió el gobernador de Texas, Greg Abott, al secretario de Estado del vecino país, Michael R. Pompeo, en la cual solicita su intervención porque – destaca- México ha entregado un volumen reducido que no permite cumplir el tratado; retiene agua en sus presas interiores y en las internacionales, por lo que se debe hacer una entrega inmediata del déficit. El gobernador texano advierte que no es aceptable la entrega de aguas del río San Juan, como lo propone Chihuahua.