Frenan a la mafia inmobiliaria en el despojo de un predio

Publicado noviembre 13, 2022, 3:14 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Aun cuando la mafia inmobiliaria que opera en Yucatán intentó apoderarse de un predio propiedad de la señora B.B.P. de 82 años de edad, la intervención de las autoridades estatales logró frenar el desalojo que con apoyo de la fuerza pública quería ejercer el señor Jorge Peraza “La Morsa, ya denunciado.

Con el apoyo del Gobierno del Estado, la víctima logró la suspensión provisional por parte del Juzgado Tercero de Distrito, eso dejó sin efecto el desalojo que se iba a realizar mediante la fuerza pública y ahora continúa el asunto en las áreas penales.

“Señor gobernador, solo puedo agradecerle la atención prestada a mi solicitud de ayuda, por primera vez veo la posibilidad que en su Gobierno se me haga justicia”, agradeció.

“Fui víctima de un fraude que, a pesar de quedar expuesto, nunca se me escuchó, nunca se quiso consignar mi expediente, y a pesar de tener una sentencia a favor de un juzgado civil, siempre tuve que ser yo la que pierda ante una burda simulación, y más aún vivir este último mes con dos amenazas de desalojo con la fuerza pública de un predio que yo pagué”, recordó.

“A mis 82 años con enfermedades que me aquejan y ante la angustia y temor de ser desalojada, el haber recibido la atención y ahora el seguimiento de su Gobierno, sin duda me da tranquilidad”, manifestó.

Asimismo, la mujer exigió que Peraza “La Morsa”, Vanessa Smith, Víctor Peraza y el entonces Notario Publicó Mario Montejo Pérez (hoy destituido), respondan por un fraude al firmar una escritura falsa presentando a un difunto, y por la simulación tratando de engañar al Estado con un juicio simulado para despojarla de una vivienda que con anterioridad pagó.

“Sin duda espero se haga justicia y pueda recuperar mi tranquilidad”, enfatizó.

Como dio a conocer Yucatán Ahora, este grupo de personas, encabezados por “La Morsa” intentaron apoderarse de la vivienda de B.B.P., la cual le compró al demandante en 2011, tras la firma de una promesa de compraventa, ante el Notario Público Luis Silveira Cuevas, por el predio 511 de la calle 25a de la Colonia Nuevo Yucatán.

El precio pactado fue cerca de dos millones de pesos, con un primer pago de la mitad del costo y el resto en mensualidades pagadas en cheques.

Sin embargo, al cubrirse y pedir la escrituración del predio, la afectada se enteró que se intentó un juicio de prescripción positiva a favor de la citada “Morsa”, lo que el juzgado no autorizó, por lo tanto, Peraza Sáenz ya no podría escriturar, por lo que se le pidió la devolución del dinero, pero este se negó y dijo tenía contactos para solucionarlo, fue entonces que recurrió a un juicio simulado para intentar despojarla del predio.