Feminicida dejó sangriento rastro antes de huir a Cancún

Publicado diciembre 17, 2018, 6:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

El presunto feminicida Alexander Castellanos González, de 21 años de edad, fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio cometido contra la joven Mayra Rosalía Chan Tilán, a quien apuñaló en 44 ocasiones.

Asimismo, se mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso, por lo que el sujeto pasará las festividades decembrinas y la primavera en el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida.

A la Fiscalía General del Estado (FGE) se le otorgó hasta el 17 de abril de 2019 para que concluya la investigación por el asesinato de la joven madre, quien perdió la vida justo el día de su cumpleaños.

Durante la audiencia realizada en el Juzgado Primero de Control, se resolvió sobre la situación legal del supuesto homicida, quien estuvo prófugo por tres días.

Castellanos González está involucrado por su presunta participación en el delito de feminicidio, denunciado tras los hechos ocurridos el pasado sábado 8, en un taller mecánico y deshuesadero ubicado en la calle 29 con 34 de la colonia Francisco I. Madero.

La FGE presentó los datos de prueba pertinentes y tras evaluarlos, la Juez de Control decretó el auto de vinculación a proceso, y determinó dar continuidad a la prisión preventiva.

Después de resolver sobre la situación del indiciado, la FGE solicitó cuatro meses de plazo para la investigación complementaria, período con el cual estuvo de acuerdo la autoridad judicial.

Se fijó el próximo 17 de abril para que se concluya con la investigación en torno al asesinato de la joven originaria de Xaya, comisaría de Tekax.

Ropa ensangrentada

En la carpeta de investigación se expone que los hechos ocurrieron en un predio en la citada colonia ubicada en el poniente de la ciudad.

Entre las pruebas que la FGE cuenta para inculpar a Castellanos González está la vestimenta manchada con sangre del chiapaneco, quien antes de fugarse a Cancún brevemente se hospedó en un hotel del barrio de San Juan.

De acuerdo con la información proporcionada, el supuesto homicida dejó evidencias del crimen en el hotel México, situado en la calle 66 entre 71 y 73 del centro histórico, con las cuales será inculpado por la muerte de la joven madre, quien dejó en orfandad a dos menores de edad.

Los agentes de investigación aseguraron una bolsa con ropa manchada de sangre y un folder con documentos personales, los cuales fueron obtenidos del cuarto donde se hospedó después del hecho sangriento.

Tras la localización y levantamiento del cadáver, se revisaron las cámaras de seguridad del bar donde la joven trabajaba.

De acuerdo con las investigaciones, se obtuvo una imagen del sujeto que se retiró con ella, lo que llevó a los investigadores a recorrer terminales de autobuses y hoteles del Centro Histórico.

En el negocio antes mencionado, el encargado del lugar identificó a Castellanos González con la fotografía obtenida del vídeo.

Evidencia a la vista

Aseveró que en la madrugada del pasado domingo 9, el chiapaneco rentó un cuarto y se retiró a las tres horas pero su ropa ensangrentada la dejó en el bote de basura.

El entrevistado señaló que cuando ingresó, el probable asesino remarcó que estaba manchado de sangre porque tuvo un accidente de tránsito.

Los agentes revisaron las cámaras de las terminales de autobuses y pudieron ver cuando abordó un camión con rumbo a Cancún, por lo que con sus datos, se le ubicó en ese destino turístico.

El supuesto asesino conoció a su víctima en el bar “La Isla”, en la colonia Bojórquez, a donde acudía a trabajar los fines de semana, debido a que no le alcanzaba con lo que ganaba como empleada doméstica en una casa del Country Club.

De ese bar, la noche del pasado sábado 8, salieron juntos porque él le ofreció 700 pesos para pasar el rato en el taller donde el muchacho se quedaba a dormir.

Irónicamente, la víctima murió justo el día de su cumpleaños pues sus familiares señalaron que nació el 8 de diciembre de 1994.

La hoy occisa estaba separada del padre de sus hijos por maltrato físico y económico, tenía que trabajar al doble para sacar adelante a sus hijos, un bebé de apenas seis meses y una niña de cuatro años.

De acuerdo con la carpeta de investigación, durante las últimas horas del día 8 de diciembre y las primeras del día siguiente, el indiciado presuntamente lesionó a la víctima con un arma blanca, provocándole heridas que posteriormente le causaron la muerte.

Brutal feminicidio

El homicidio fue brutal, ya que la asesinó de 44 cuchilladas. El cuerpo presentó cinco heridas en el cráneo, cinco en el cuello, tres en el tórax anterior, 18 en el tórax posterior, una en el abdomen, 10 en los miembros superiores (brazos) y dos en los inferiores (piernas).

A pesar de ello, no murió instantáneamente, sino que agonizó varios minutos hasta que expiró desangrada.

Debido a que el probable criminal actuó de manera dolosa y por razones de género, la FGE argumentó que se trató de un feminicidio.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.