Familiares de migrantes se han vuelto fanáticos de la automedicación ante la depresión

Publicado febrero 09, 2018, 1:08 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

En las poblaciones yucatecas de mayor migración se registra un aumento drástico de personas con problema de salud mental, situación que empeora ante la desidia del sector salud, afirmó la especialista de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Rocío Quintal López.

En las familias mayas, la migración del padre se vive como un duelo, las madres sufren cuadros depresivos y los hijos padecen de una “depresión enmascarada”.

Por ende, hay una alta demanda de salud mental que no se atiende y termina en automedicación, agregó.

Remarcó que la problemática se complica aún más ante la automedicación, pues es alto el consumo de antidepresivos así como ansiolíticos.

“A pesar que hay una alta demanda de salud mental, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), no efectúa acciones de prevención ni de detección oportuna de casos”, acotó.

“En las comunidades mayas donde es alto el índice de migración hay una alta demanda de salud mental, pero hasta el momento el Estado, aún no responde a esta demanda como se debe.

Advirtió que las parejas de migrantes tienen problemas de salud mental por lo que optan por la automedicación.

La investigadora del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Máxima Casa de Estudios comentó que “hay mucha automedicación, toman diversas pastillas desde ansiolíticos y antidepresivos, pero sin una prescripción médica, sin un control”.

Abundó que las mujeres presentan cuadros de somatización, los cuales se derivan en migrañas, dolores crónicos recurrentes, y diferentes malestares, todos ellos asociados con la depresión.

En el caso de los menores de edad que esperan el retorno del padre, se presenta la “depresión enmascarada”, la cual, en los adolescentes se manifiesta con problemas escolares, y en los niños, como tristeza y llanto, entre otros problemas psicológicos.

“Son adolescentes que iban en la escuela, pero en el momento en que el padre se va, empiezan a tener problemas de conducta y de rendimiento.

Enunció que entre los municipios con mayor número de migrantes está Akil, Cenotillo, Dzan, Maní, Mérida, Muna, Oxkutzcab, Peto, Santa Elena, Tekax, Ticul, Tixméhuac, Tunkás, y Tzucacab.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.