Fallece joven al que le clavaron un pico en la cara en centro de rehabilitación de drogas en Kanasín

Publicado marzo 18, 2021, 4:17 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Un joven chiapaneco, que estaba interno en un centro de rehabilitación de Kanasín, no sobrevivió a la grave lesión que sufrió al ser atacado con un pico por otro interno, quien le clavó la herramienta en la cara, a la altura de la ceja izquierda.

La lesión que sufrió fue tan grave que tuvo que ser trasladado con la punta del pico incrustada en la cara, y falleció unas horas después.

De acuerdo con el reporte médico, desde que llegó a la T-1 del IMSS el joven tenía muerte cerebral y se le mantenía con vida conectado a un respirador articial. Sin embargo, alrededor de las 9 de la noche del martes (día de la agresión) su corazón dejó de latir.

La agresión, como informamos, ocurrió en el centro de rehabilitación “Nuevo Comienzo”, ubicado en la calle 52 entre 77 y 77-A de Xelpac, Kanasín, cuando los custodios y demás internos comenzaron a escuchar gritos.

El escándalo provenía del patio, donde estaban forcejeando uno de los internos de 18 años con un custodio.

En una hamaca colgada entre los árboles estaba un joven chiapaneco de 23 años, quien tenía incrustada la punta de un pico a la altura de la ceja izquierda.

El custodio estaba tratando de controlar al agresor (el joven interno de 18 años), quien atacó a su compañero por rencillas que traían de un tiempo a la fecha.

Al lugar llegaron paramédicos que prestaron los primeros auxilios al lesionado y lo llevaron a la T-1 del IMSS.

El agresor, quien presuntamente estaba drogado, fue remitido a la cárcel municipal de Kanasín.

Ahora con la muerte de la víctima, su caso se ha complicado. Se espera que este jueves sea presentado ante un juez.

Es probable que reciba la pena máxima por homicidio calificado, que es de 40 años en Yucatán.

El centro de rehabilitación, que presuntamente funcionaba sin permiso, permanece por ahora asegurado.

Se supo que el agresor y su víctima habían tenido problemas por los cuales incluso pelearon a golpes. Sin embargo, los encargados del lugar nunca tomaron las debidas previsiones para evitar que el encono terminara en tragedia.