Exoneran a los humanos de la muerte del delfín que recaló el lunes

Publicado febrero 02, 2018, 8:45 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

El delfín hallado muerto en una playa de Chelem presentaba varias huellas antiguas de redes y cordeles, pero no fueron la causa de la muerte, según se desprende de la necropsia al cadáver del manífero.

El estudio arrojó que no hay evidencia humana que haya ocasionado la muerte del delfín que recaló muerto en playas de Chelem, el lunes pasado.

La especie es un delfín hembra bufeo o tonina. Midió 2.5 metros, pesó más de 300 kilos y estaba en etapa juvenil es de cinco a 15 años. Estos animales llegan a vivir hasta 70 años.

El biólogo Raúl Díaz Gamboa, responsable del Programa de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos de Yucatán (PICMY), perteneciente a la Uady, hizo el trabajo apoyado por cuatro estudiantes de biología marina del VIII semestre.

Este cetáceo, el primero que recala muerto este año en Progreso, gozaba de buena salud. Es de una especie que abunda mucho en la costa yucateca.

En primera instancia se le sacaron los dientes para determinar su edad y ver si tenía restos de comida.

Se checaron sus intestinos. Su estómago tenía varios restos óseos de especies marinas. Esto determinó que el animal acuático había comido unos días antes de su muerte. Según su consistencia y pigmentación de piel, había fallecido menos de 24 horas antes de que recalara en Chelem.

Además se revisaron sus pulmones, hígado y todos sus órganos vitales para buscar indicios de su muerte.

Después de la necropsia se decidió llevar varios tejidos para analizar en el laboratorio y en unos días se emitirá un boletín oficial para todas las dependencias involucradas en el tema.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.