Exigen en Gran Santa Fe Norte cálculo de daños casa por casa

Publicado octubre 18, 2020, 2:50 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- Vecinos del fraccionamiento Gran Santa Fe Norte desmintieron que la empresa Promotora Residencial, encargada de venderles las viviendas de “primer mundo y alta plusvalía” esté atendiendo las necesidades presentadas tras las inundaciones a causa de la tormenta tropical Gamma y el huracán Delta.

Aunque reconocen que la inundación ya se fue, los propietarios aún enfrentan muchos problemas como daños a sus viviendas y a sus enseres domésticos.

“Los módulos de información (de Promotora Residencial) son pura cortina de humo para darle largas a la gente… al final no pasará nada”, expresó con desesperanza P.V.N., quien tiene una vivienda en una de las varias privadas que conforman Gran Santa Fe Norte.

“Si en verdad Promotora Residencial quisiera resolver las cosas debería pasar casa por casa para hacer un cálculo de daños de bienes muebles, así como de daños estructurales para indemnizar a los propietarios”, aseguró.

Los vecinos afectados consideran que el problema se debió a negligencia de la empresa, pues en primer lugar no hicieron los pozos pluviales lo suficientemente profundos para absorber el agua.

“Ya después que tuvimos la emergencia vinieron a perforar pozos más profundos, pero ya teníamos todos los daños en nuestras cosas y en las viviendas”, aseguró P.V.

La denunciante aseguró que estuvieron muchos días bajo el agua, atrapados a tal grado no poder salir de sus casas. Esto afectó también servicio como la electricidad.

Respecto a panfletos que circulan acusando de exagerados a los propietarios inconformes, la informante señaló que seguramente las personas que declaran ahí tienen alguna relación laboral, económica o familiar con Promotora Residencial.

Ayer informamos que tres propietarias presentaron denuncias penales por las severas afectaciones que dejaron las inundaciones en viviendas del fraccionamiento Gran Santa Fe Norte, construido en terrenos pertenecientes a la comisaría de Caucel.

Las querellas son contra dos empresas: Promotora Residencial y Casas, Desarrollo y Promoción Cancún, Sociedad Anónima, que fueron las encargadas de vender y construir las viviendas, todas localizadas en calles cerradas o privadas.

Las denunciantes adquirieron casas en dichas privadas con el ofrecimiento de que estaban adquiriendo bienes inmuebles ubicados en una excelente zona de plusvalía, pefectamente construidos, con la mejor calidad y con todos los servicios de primer mundo para viviendas residenciales.

Les aseguraron que las casas tenían materiales de primera calidad y que sería su mejor inversión.