Examen de ajedrez y convivencia familiar

Publicado junio 20, 2018, 10:33 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Lo que sucede en la escuela primaria “Nachi Cocom”, en la comisaría de Tebec, Umán, se ve en muy pocos lugares en el Continente Americano: Todos los alumnos, desde el primero hasta el sexto grados, saben jugar ajedrez.

Dos son los principales responsables de ese fenómeno social: la joven entrenadora Evelyn Isabel García Hau, especializada en la enseñanza infantil del juego ciencia, y el sexagenario Nicolás Atocha Medina Gil, quien corre con todos los gastos de ese taller.

Ayer miércoles, el plantel, un ejemplo de la descentralización del juego ciencia, realizó su torneo interno anual, en el que participaron 35 bravos combatientes de todos los niveles, bajo el sistema suizo y arbitrado por la instructora.

Para que los padres de familia puedan presenciar la competencia, los combates cerebrales no se efectuaron esta vez en la biblioteca, sino al aire libre, bajo la sombra de grandes árboles y el cántico de entonados cenzontles.

El evento devino entonces en toda una convivencia familiar, una de las ventajas de la práctica del juego ciencia, en la que muchas veces participan codo con codo niños, padres y abuelos, aunque esta vez no estaba permitido oficialmente que intervengan los parientes.

Eso oficialmente porque durante los recesos no faltaban progenitores que se sentaban ante el tablero para hacer comentarios sobre las partidas.

Los guerreros del tablero se dividieron en dos grupos: en el A participaron los pupilos del primero al tercer grados y en el B los mayores, del cuarto al sexto.

Entre los pequeños se coronó, por segundo año consecutivo, Jennifer López Peñate, quien ganó sus cinco enfrentamientos. El sector femenil hizo el 1-2, pues la subcampeona resultó Janeth Dzul, escoltada por Gael Pech.

Entre los mayores el monarca fue David Segovia Uc, seguido por Wílliam Canul Segovia y Leandro Cetz.

La simbólica jugada inicial la realizaron don Nicolás y la profesora Nínive Medina Razo. Todos los jugadores recibieron al término del evento un diploma que los acredita como guerreros del tablero.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.