Ex chofer de Medina Sonda muestra fotos y lo hunde más

Publicado octubre 02, 2017, 11:49 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

El polémico asesinato de Emma Gabriela Molina Canto se prologará cerca de un mes, a consecuencia de las nuevas evidencias que hunden al presunto homicida intelectual, Martín Alberto Medina Sonda; así como también por la tardanza en la entrega de resultados por parte de una institución bancarias.

Este sábado, a la Fiscalía General del Estado (FGE) se le otorgó una prórroga de 21 días para el cierre de investigación en el caso del crimen cometido el pasado 27 de marzo.

Pese la oposición de los abogados defensores del presunto feminicida, el juez de control Luis Edwin Mugarte Guerrero, accedió a la petición del nuevo plazo y determinó que el cierre de investigación concluirá el 23 de octubre próximo.

El plazo original vencería el próximo lunes 2 de octubre, por lo que ahora en la última semana de dicho mes.

En la audiencia a distancia, desde el penal de Tabasco, Medina Sonda se enteró de las nuevas pruebas en su contra, las cuales fueron entregadas por su ex chofer, Rogelio César Reyes Barrueta, alías “Huero”, quien busca minimizar su condena.

Debido a su colaboración con las autoridades, Reyes Barrueta busca un “criterio de oportunidad”, recurso legal que le permitiría obtener una sentencia más baja por este crimen.

LO HUNDEN MÁS

Entre los motivos que la FGE sustentó fue que el “Huero”, recientemente aportó más datos que involucran directamente a su ex patrón, con el asesinato de la ex esposa de Medina Sonda.

Las nuevas pruebas indican que Reyes Barrueta aportó son varias fotografías, contenidas en su teléfono celular, en las cuales involucra al asesino a distancia, quien fue acusado de lavado de dinero en la administración del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo y su ex secretario de Finanzas, José Manuel Sáiz Pineda.

De acuerdo con el expediente, las imágenes fueron tomadas en el interior del Centro de Reintegración Social del Estado de Tabasco (CRESET), donde sostuvo una reunión con ex patrón.

En la audiencia se estableció que en el material se demuestra que Medina Sonda sí lo contactó para encargarle contratar a los sicarios, quienes se encargarían de darle un “susto” a la hoy occisa.

Aunque en las audiencias anteriores, negó tal reunión, las nuevas evidencias demuestran lo contrario.

Reyes Barrueta, quien está recluido en el CERESO de Mérida, también proporcionó informes y dos correos electrónicos de Medina Sonda, mismos que estaban ligados a una cuenta empresarial propiedad del también tabasqueño Julio Rosado Macossay.

En tales correos contienen las órdenes que le daban para la planificación y ejecución del crimen, el cual se cometería en la casa de la hoy finada, ubicada en la calle 28 número 196 con 39 del fraccionamiento San Luis.

Ahora, con base a la reciente información, especialistas de la Policía Cibernética de la FGE y la Policía Estatal de Investigación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) analizan dichos correos.

Todo ello, debido a que el administrador de la cuenta empresarial ha dado su anuencia para que las autoridades revisen a fondo, para esclarecer el lamentable suceso ocurrido hace poco más de seis meses.

CUENTA BANCARIA

Asimismo, la FGE está en espera de respuesta de la Comisión Nacional Bancaria y Valores (CNBV) sobre los movimientos de las cuentas de Medina Sonda, quien fue sentenciado a 12 años y seis meses de prisión, en el CRESET, por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

De acuerdo con el expediente, el 24 de marzo de 2017 presuntamente a través de una de las cuentas pagó 60 mil pesos para que los autores materiales llevaran a cabo su cometido.

Al “Huero” se le acusa por contratar a los sicarios que asesinaron a Molina Canto, específicamente, Óscar Miguel López Tobilla, alias “El Tobi”, y Jonhatan Mézquita Avalos, alías “Johny”.

Ambos, al percatarse que la hoy extinta retornaba a su casa y estacionaba en la cochera el Honda Accord blanco con placas de circulación YZT 3043, la interceptaron al momento que descendía y empezaron a forcejear.

En ese instante, “El Tobi” la apuñaló en 11 ocasiones, pero sólo una lesión le provocó la muerte, mientras que “Johny”, la sostuvo cuando perdió el equilibrio, motivo por el cual su vestimenta quedó manchada de sangre.

De acuerdo con la necropsia, la causa de la muerte fue trauma toráxico penetrante por herida de arma blanca.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.