Estudiantes acusados de violencia se postulan como consejeros de la Uady

Publicado diciembre 09, 2020, 6:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

MÉRIDA.- Las mujeres de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán redactaron un documento en el que manifiestan su descontento e inconformidad ante los acontecimientos recientes de violencia de género, mismos que le ha hecho llegar a Rectoría Uady y a la administración del Campus de Arquitectura, Hábitat, Arte y Diseño (CAHAD), para exigir que no se siga permitiendo que presuntos violentadores pretendan ocupar puestos de representación en su casa de estudios.

Como se sabe, la Uady se encuentra en proceso para elegir consejeros alumnos que representen a sus planteles en el periodo 2021-2023.

Sin embargo, a través de redes sociales, diversos colectivos han manifestado su inconformidad debido a que estudiantes que han sido acusados de abuso sexual planean ocupar el puesto como consejeros.

En el caso del CAHAD, señalaron a un alumno que se ha postulado para obtener el puesto, a pesar de haber sido acusado por violencia, por lo que exigieron a la Uady no aceptar su inscripción para el proceso electoral.

Este es el comunicado:

“Por este medio nos permitimos compartirle nuestro sentir como miembros de la Universidad Autónoma de Yucatán y de la Facultad de Arquitectura ante el actual proceso electoral para quienes nos presentarán ante el H. Consejo Universitario, a partir de las constantes denuncias en contra de un estudiante de nuestra facultad, en donde se le acusa de haber ejercido violencia hacia distintas compañeras de nuestra comunidad.

Por lo que, apegándonos al Protocolo de Prevención, Atención y Sanción para la Violencia de Género que la Uady emitió en el año 2019. nos permitimos solicitar que no sea posible la inscripción para el proceso electoral del Consejo Estudiantil al estudiante M.A.V.B. matriculado en la licenciatura de Arquitectura; consideramos pertinente extender esta solicitud para que sea aplicada para cualquier otra persona que haya cometido acciones expuestas de violencia hacia otra en cualquiera de las demás facultades y preparatorias que integran a nuestra universidad.

Por este medio hacemos de su conocimiento que dos de nuestras compañeras del colectivo han sido víctimas de esta persona por los delitos de intento de abuso sexual y abuso sexual.

Estamos plenamente conscientes de las cláusulas de la convocatoria que dictan que solo serán tomadas en cuenta aquellas acciones que hayan sido sancionadas, pero consideramos que estos lineamientos no contemplan los procesos personales de las victimas, ni la temporalidad que estos conllevan. Además, creemos en que insistir a las victimas para iniciar el proceso legal sería revictimizarlas y reiniciar su proceso emocional personal.

De los dos casos de los cuales hacemos mención anteriormente tenemos la plena certeza de su veracidad a partir de diferentes testigos, ya que la situación se desarrolló en una reunión donde se encontraban muchos compañeros; y de la otra situación, nuestra compañera cuenta con capturas de pantalla en donde él se disculpa por lo sucedido y culpa al consumo excesivo . alcohol de sus acciones. Esto, aunado a las múltiples denuncias en redes y en tendederos hacia esta persona que señalan estas y varias situaciones similares.

No podemos permitir que una persona capaz de cometer tales acciones pretenda representarnos ni como comunidad, ni como personas. Consideramos poco congruente que intenten acceder a puestos de representatividad estudiantil sin antes haber llevado un proceso de trabajo personal. Creemos firmemente que LA VIOLENCIA NO DESAPARECE DE LA NADA y que estas acciones no son aplaudibles ni aceptables, pero si modificables.

Por lo anterior, solicitamos que esta situación sea atendida a la brevedad posible, ya que es una persona que ha vulnerado los derechos humanos de nuestras compañeras y que por el momento no puede ni debe acceder a este ni a ningún puesto de representatividad. Por lo que esperamos atención por parte de la institución que usted dirige, con relación al acoso y agresiones que sufrieron nuestra compañeras y a nuestra solicitud para que le sea negado el registro de su cédula de inscripción.

Sabemos que la Universidad no es la entidad pertinente para sancionar de manera jurídica a esta persona, pero si está en la posición de iniciar un proceso de averiguación sobre las situaciones que se han dado con las y los estudiantes y aplicar medidas que garanticen la seguridad de las universitarias, así como hacer uso de los múltiples programas de apoyo psicológico, legal y con perspectiva de género para incentivar la sensibilización ante estas situaciones y generar un cambio de acciones y de posturas en la comunidad académica. manual y estudiantil. Esto además respondería de manera congruente con la postura de respeto a los derechos humanos por la que nuestra universidad ha velado siempre. Agradecemos de antemano sus atenciones y esperamos una respuesta a la mayor brevedad posible” finaliza.

Las elecciones se realizarán a través de un sistema de votación electrónica desarrollado por la universidad, el cual, únicamente estará disponible en las fechas y horarios establecidos de acuerdo con cada facultad o preparatoria.