Estigmatización social y salud más frágil, secuelas del Covid-19 en paciente recuperada

Publicado julio 03, 2020, 2:29 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

MÉRIDA.- La señora Martha A.R.H. es una de las personas contagiadas por Coronavirus en Yucatán y que ha salido victoriosa de la batalla contra esa enfermedad. La mujer, al igual que otras 3,211 personas en el estado, se ha recuperado de esta enfermedad, que hasta el momento ha afectado a 4,631 individuos en todo el estado.

Actualmente se encuentra aislada en su domicilio y asegura que se ha recuperado de la enfermedad, pero ésta le ha dejado secuelas en la salud y le ha traído repercusiones sociales.

“Yo le sugeriría a la gente que no lo tomen a la ligera y que nada que nos ayude a cuidar nuestra salud va a ser en vano. No hay que entrar en pánico, sino informarse. Sobre todo, hay que tener en consideración que todos somos humanos, estamos en el mismo barco y hay muchos que no sabemos nadar. Así que todos debemos cuidarnos”, expresó.

En el mismo sentido, enfatizó la importancia de valorar la salud y de aplicar las medidas sanitarias sugeridas por la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), porque la enfermedad “es como una ruleta y puede estar en cualquier lugar y espacio. Si al entrar de la calle la gente va directamente a lavarse las manos, en la calle está con cubrebocas y respeta la sana distancia, creo que no va a pasar nada. El asunto es tomar conciencia. No es un chisme ni invento, es real. Yo lo tuve”, subrayó.

La paciente recuperada contó que el personal médico que la atendió hizo todo lo posible por protegerse con el equipo necesario para evitar la propagación del virus y también destacó la buena atención recibida para alcanzar su recuperación.

“Me llena de emoción pensar en las personas que me atendieron en el hospital. Yo solo veía su expresión en la mirada y había desde gente que tenía un poquito de miedo de tocarme hasta gente que era muy amorosa y me trataba muy bien. Médicos, paramédicos y enfermeras muy profesionales. Yo diría que los respeten y cuiden mucho de ellos porque nunca sabemos cuándo uno de nuestros seres queridos o nosotros vamos a caer enfermos. En general yo creo que viví una experiencia de humanidad extrema y fue muy buena”, declaró.

Ella comenzó a notar los síntomas de esta enfermedad al siguiente día de su regreso a México, luego de visitar Europa. Su vuelo aterrizó un día viernes en el Aeropuerto Internacional de Cancún y luego se trasladó a Mérida.

“Mi idea era presentarme al trabajo como siempre, el siguiente lunes. Pero el sábado empecé a sentirme mal y supuse que era por el cambio de horario. El domingo tuve temperatura y el lunes ya no me podía mover. Era como un zombi que ni siquiera podía cruzar la recámara para llegar al baño. En mi trabajo me sugirieron tomar las precauciones debidas y acudir al médico”, afirmó.

Luego de notificar a los servicios de salud sobre su estado y debido a su reciente estancia fuera del país, los médicos le sugirieron a la publirrelacionista de la cultura realizarse una prueba para verificar la presencia del Coronavirus en su organismo, la cual mostró el resultado como positivo.

“Me sentía muy mal y continuaba aislada. La doctora me dijo que ahí estábamos nueve personas y que sólo a mí me había dado positivo. Ahí sí me preocupé. Después de la notificación del contagio comencé a darme cuenta de que no podía respirar muy bien. Durante la llamada con la doctora, me dijo que tenía insuficiencia respiratoria y me enviaron una ambulancia que me llevó a la T1”, explicó.

Martha A., detalló que durante su estancia en el Hospital General Regional Ignacio García Téllez T-1 no tuvo que ser intubada como otros pacientes de Coronavirus en estado crítico, sin embargo, recibió oxígeno, nebulizaciones y diversos medicamentos que contribuyeron a mejorar su salud, hasta que fue dada de alta el 17 de marzo y pudo regresar a su hogar para ser cuidada y asistida por su marido.

“Me siento bastante repuesta, pero no completamente sana. No volvió a ser lo mismo. Hay algunas cosas que puedo asumir que tienen que ver con las secuelas del virus. El sistema inmune se queda un poco tocado. Después del virus me he enfermado más veces de lo que me enfermé en los últimos dos o tres años con cosas simples que antes no me causaban ningún efecto y ahora sí”, destacó.

Asimismo, la también publirrelacionista, explicó que ha buscado retomar las actividades diarias con normalidad, sin embargo, destacó que ha sido objeto de discriminación por parte de algunos vecinos luego de que se enteraron sobre su enfermedad. “Cuando regresé a mi casa hubo animadversión en mi contra por parte de algunos vecinos y creo que eso es muy doloroso. Ya que te das cuenta de que esto le puede pasar a cualquiera”, lamentó.

Por tal razón, le pide a la gente ser conscientes sobre esta enfermedad, cuidarse e informarse adecuadamente para no alarmar a los demás ni a uno mismo.