Espacios de Alimentación benefician a familias yucatecas incluso con Covid-19

Publicado mayo 14, 2020, 10:36 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

MÉRIDA, 14 de mayo de 2020.- Pese a la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, las acciones de seguridad alimentaria en Yucatán no se detienen, ya que, con el respaldo del Gobernador Mauricio Vila Dosal, continúan en operación 108 Espacios de Alimentación, Encuentro y Desarrollo (EAED) de 41 municipios, que apoyan con una ración de comida a la población en situación vulnerable.

Gracias  al trabajo de voluntarias y cocineras de estos sitios, operados a través del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, en coordinación con los DIF municipales, al día se entrega comida de calidad a más de siete mil 770 personas.

María Cristina Castillo Espinosa, directora de la dependencia, señaló que se ha implementado las medidas de seguridad y prevención necesarias para evitar contagios de la enfermedad, como el uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial, así como guardar la sana distancia.

“La alimentación es un tema prioritario durante esta contingencia, ya que garantizar que las yucatecas y yucatecos tengan una alimentación suficiente, frecuente, variada y de calidad ayudará a reforzar su sistema inmunológico y, con ello, un sano desarrollo y una mejor calidad de vida. Por eso, nuestra labor no puede parar”, apuntó.

La funcionaria informó que, en conjunto con los ayuntamientos, se ha implementado que las raciones se sirvan para llevar y ya no se consuman en los EAED; incluso, en algunas demarcaciones, la entrega es casa por casa.

Doña Wilma del Socorro Cocom Che, vecina del barrio de San Benito de Ticul, llegó en punto de las 12:00 horas al Espacio “U najil tu’ux ku janal mejen palalo’o”; antes de entrar, cumplió todas las recomendaciones de higiene.

“Esta ración de comida es una gran ayuda para mí y mis hijos. Ahora que por el coronavirus hay que quedarse en casa y no hay trabajo, este apoyo es de mucha ayuda”, comentó. En ese comedor, el platillo del día fue frijol con puerco, elaborado con insumos locales y sin grasa.

Durante su jornada, las cinco cocineras voluntarias del lugar se lavan frecuentemente las manos y utilizan gel antibacterial, cofias y cubrebocas; para entregar los alimentos, emplean guantes de látex; además, lavan y desinfectan adecuadamente todo lo que se usa.

Diariamente, sirven 150 raciones para personas en situación de vulnerabilidad, como doña Margarita Ojeda Ávila. “Mi esposo y yo somos zapateros y ahora que la actividad está detenida, esta comida no es de mucha ayuda”, aseguró la beneficiaria.

Cabe destacar que, además de Ticul, el esquema funciona de lunes a viernes en Acanceh, Akil, Calotmul, Cenotillo, Chemax, Chichimilá, Chikindzonot, Chacsinkín, Chocholá, Chumayel, Dzan, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Espita, Halachó y Hocabá.

También, en Homún, Kaua, Kinchil, Mama, Maní, Panabá, Tinum, Uayma, Peto, Samahil, Seyé, Sinanché, Sucilá, Santa Elena, Tecoh, Tekantó, Tzucacab, Tepakán, Tekax, Tizimín, Tunkás, Ucú, Valladolid y Yobaín.

En coordinación con la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), se ha recibido carne de pollo, res y puerco, además de frutas y verduras, donados por empresas como Bananas de México, Valle del Sur, Colatinco, Grupo Porcícola Mexicano Kekén, Bachoco, Noreña, Carnes Santa Fe, Rancho Alegre, Porco, Agroyuc, Crío y Papayal Gran Santa Fe.

A esta generosa iniciativa se han sumado productores locales, como el señor Neftalí Castillo y la señora Silvia Adriana Castillo Pat, de Huerta Santa María.

Cabe destacar que el Gobierno del Estado, a través del DIF, sigue respaldando la labor de asociaciones civiles; en días pasados, se entregó a Fundación por la Salud de Yucatán 10 sillas de ruedas para el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península, que utilizarán pacientes de Covid-19.