Escudo contra ciclones en la Península de Yucatán y sureste de México

Publicado noviembre 11, 2020, 7:16 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- Una nueva amenaza ciclónica se cocina sobre el Mar Caribe y desafortunadamente todo parece indicar que en caso de gestarse, afectará Centroamérica. Los factores clave para que por el momento no represente amenaza para México son particularmente circulaciones anticiclónicas.

Las predicciones meteorológicas señalan que en los próximos días una activa onda tropical sobre el Caribe podría convertirse en ciclón tropical frente a las costas de Centroamérica. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos considera que existe un 80% de probabilidad de desarrollo ciclónico en los próximos cinco días.

Dichas predicciones también señalan que a principios de la próxima semana, este posible ciclón tropical llegaría a Nicaragua y Honduras, posiblemente como tormenta tropical o huracán, aunque aún es pronto para determinar con precisión cuál será su intensidad final. En todo caso, este sistema propiciará mucha lluvia y viento en esta región, ya golpeada anteriormente por “Eta”.

En caso de que este sistema tropical se convierta en ciclón, tendríamos para este fin de semana a la depresión tropical número 31 o a la tormenta tropical “Iota”.

En lo que se refiere a una posible afectación para México, por el momento los pronósticos señalan que se presentarán patrones de circulación que impedirían que este posible ciclón se mueva hacia la península de Yucatán o sureste del país, aunque no se descarta que su circulación genere lluvias.

Aunque no se puede asegurar totalmente, se prevé que la región sureste del país y península de Yucatán no sean afectadas por este posible ciclón tropical. Esto se debe a que en los próximos días, un extenso anticiclón en niveles medios de la troposfera se moverá sobre el Golfo de México y se ubicará más tarde sobre las Antillas Mayores. Por ende, el posible ciclón tropical no podría moverse al norte o noroeste, manteniendo su trayectoria al oeste. En todo caso, no hay que confiarse y estar atentos de su evolución.

Además, es probable que para la próxima semana un nuevo frente frío arribe al Golfo de México y probablemente alcance la Península de Yucatán, lo cual también ejercerá un bloqueo y no permitirá que el ciclón en cuestión se mueva hacia los estados del sureste del territorio nacional.

No obstante, la circulación de este sistema podría empujar humedad, propiciando algunas lluvias en la zona. Por el momento, serían los países de Centroamérica los que tienen que estar muy atentos y preparados por una posible afectación ciclónica en los próximos días.

Met. Juan Antonio Palma Solís
Coordinador de Meteored.mx