‘Energías limpias’ con procedimientos puercos en Yucatán

Ejidatarios de Valladolid, Sinanché, Muna e Ixil denuncian que promotores de empresas fotovoltaicas y eólicas que pretenden instalarse en Yucatán los han despojado de sus tierras bajo engaños.

773

Representantes ejidales de Valladolid, Sinanché, Muna e Ixil declararon que promotores de empresas fotovoltaicas y eólicas que pretenden instalarse en Yucatán los han despojado de sus tierras bajo engaños.

En conferencia de prensa, los afectados informaron que han este estos hechos han interpuesto demandas ante el Tribunal Agrario y la Procuraduría Agraria

Integrados en la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “Múuch Xinbal”, que agrupa a representantes de 25 comunidades locales, los parcelarios expusieron que mediante consultas amañadas y mentiras se prepara la instalación de los proyectos de energías renovables en territorio local.

Lamentaron que los hombres del campo sean víctimas de mentiras y con promesas falsas les compren a precios irrisorios sus hectáreas.

“No nos oponemos al desarrollo de las empresas sino a la forma y los procedimientos en que han incurrido los representantes de los inversionistas”, aclararon.

Gregorio Hau Caamal, representante del ejido de Valladolid, pidió a las autoridades de ese municipio se suspenda la licencia de construcción del parque fotovoltaico Yucatán Solar de la empresa Lightening PV Park S. de R. L. de C. V., por la deforestación de 255.4 hectáreas y la posible instalación de 313 mil módulos solares.

Agregó que en dicha zona fue hallado el cenote “Múusench´een”, que abarca 210 hectáreas, entre los sitios arqueológicos de Ebtún y Cuncunul.

Antonia Trinidad Cisneros Correa, representante del ejido de Ixil, dijo que el municipio se quedó sin terrenos ejidales, toda vez que mediante una asamblea amañada y sin consultar a los 200 propietarios, extranjeros se hicieron de 362 hectáreas.

Acusó a Alejandro Escoffié de ser especulador de tierras, de engañar a los ejidatarios y de no consultar a la comunidad; habría pagado 150 pesos por hectárea y posteriormente las revendió a los extranjeros.

Dijo que la firma Esteyco, subcontratada por la empresa Eólica del Mayab, ya obtuvo casi dos mil hectáreas para la instalación de aerogeneradores mediante procesos ilegales.

En el caso del ejido de San José Tipceh, comisaría de Muna, la empresa Sunpower pretende instalar en dos etapas un parque fotovoltaico para lo cual adquirió unas dos mil hectáreas por siete millones 200 mil pesos en renta en los próximos 30 años.

Para ello implicó el pago de sólo tres mil 600 pesos por hectárea para las próximas tres décadas sin la garantía de la devolución de las tierras.

En Sinanché, el comisariado ejidal comercializó mil 946 hectáreas sin asamblea ni acuerdos previos. Propuso el pago de una renta de 126 pesos por hectárea al mes, sin embargo, el plazo de pago es de cada seis meses la misma cantidad, es decir, 60 centavos mensuales por hectárea.

En ese sitio la empresa Fuerza y Energía Limpia de Yucatán pretende instalar 74 aerogeneradores con una inversión de 307 millones de dólares.

Comentarios

Comentarios