Encabeza Celia Rivas ayuda a familia afectada por una enfermedad

La diputada Celia Rivas Rodríguez, acompañada de integrantes del movimiento de mujeres 'Luciérnagas Yucatán', visitó el hogar de la familia de José, un joven al que la esclerosis múltiple poco a poco le va mermando sus capacidades.

193

Padre de dos menores de edad y apoyado por su esposa y su familia paterna, José de 26 años de edad, padece de esclerosis múltiple y es una de las muchas personas impulsadas en colonias del sur de la capital meridana, donde a diario se tejen historias de lucha para salir adelante.

La diputada Celia Rivas Rodríguez, acompañada de integrantes del movimiento de mujeres “Luciérnagas Yucatán”, visitó el hogar de la citada familia, donde predomina la unión para hacer frente al reto que les puso el destino.

Vecinos de San Antonio Xluch recuerdan que José era deportista y trabajaba para sacar adelante a su familia, hasta que empezó a sentir los estragos de una enfermedad que poco a poco lo ha ido mermando y que los médicos diagnosticaron como esclerosis múltiple, después de diversos estudios.

El mal, que ha ido disminuyendo en sus capacidades físicas a José, no ha sido obstáculo para que la familia salga adelante, gracias a la unión de su esposa, sus hijos y sus padres, quienes a diario luchan por sacarlo adelante.

Ante las necesidades por los gastos de la enfermedad, solicitaron la gestión de una silla de ruedas que le fue entregada durante la visita de la diputada.

Con dificultad para hablar, José agradeció a Celia Rivas y a las “Luciérnagas” por el apoyo, al tiempo de hacer énfasis en que la recordaba tras alguna visita a la citada colonia, por lo que reiteró su agradecimiento por la ayuda que le brindaron.

“Nos encontramos una familia unida y ejemplar. Nada como poder ayudar a quien más lo necesita y que lucha a diario para salir adelante en una verdadera historia de tesón y unión familiar”, afirmó la legisladora.

Durante la estancia en San Antonio Xluch, los papás de José relataron que su esposa no puede trabajar pues se debe hacer cargo de sus cuidados; en tanto sus dos pequeños hijos necesitan de atención y cuidados, por lo que ellos son los que llevan los gastos de la casa.

Ante ello, se sumaron al agradecimiento por la ayuda recibida y por la vista, donde quedó la promesa de volver pronto para constatar el estado de salud de José, rodeado de apoyo y calor familiar.

Comentarios

Comentarios