En Yucatán se aprecia más la presencia que la esencia de las personas

Publicado abril 26, 2018, 10:35 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

En opinión del presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Miguel Sabido Santana, la brecha entre las comunidades originarias y la justicia aún es muy amplia. La sociedad mexicana no ha sabido cumplir con ser incluyente, igualitaria y justa, señaló.

Al acudir este jueves al Primer Encuentro de Operadores de Justicia Penal Indígena y Derechos Humanos, evento que se realiza en la sede del Poder Judicial del Estado, Sabido Santana señaló que las condiciones actuales de los grupos indígenas en materia de justicia, sigue siendo discriminatoria en el país.

Destacó que, si en las zonas urbanas la pobreza y la desigualdad, la marginación e ignorancia es alta, en las comunidades rurales es aún peor y la brecha se amplia aún más para los indígenas cuando demandan justicia.

El Ombudsman yucateco repuso que desde las modificaciones legislativas de 2007 las condiciones de mejora en la impartición de justicia para los indígenas han mejorado en Yucatán, pero las condiciones siguen siendo muy amplias al momento de la aplicación de la misma.

El indígena sigue siendo segregado, discriminado, vejado en sus condiciones por el aparato judicial, porque siempre el impartidor de justicia sigue mirando la presencia antes que la esencia de las personas que demandan justicia.

Aún y cuando en el país hay leyes y se capacita a las personas del aparato judicial para entender y darle el valor a un ciudadano, el problema se mantiene, mucho más si es un indigenas, las cosas son peores si son mujeres, y son verdaderamente críticas si es una persona con capacidades diferentes.

La nueva legislación en Yucatán, aprobada en 2017 establece mecanismos para atender este lacerante problema, pero, no hay grandes avances, recalcó. La nueva ley considera a los jueces mayas, le da prioridad en la impartición de justicia en sus comunidades, validando sus usos y costumbres, pero no es suficiente, porque no pueden aplicar normas y penalidades.

Sabido Santana explicó que este tipo de eventos, el encuentro de operadores de justicia penal, es importante porque permite ubicar aun más los distintos problemas que tienen y confrontan a los responsables de impartir justicia en sus comunidades, denominados jueces mayas.

Sin embargo, las condiciones en las que se mantienen y sus circunstancias en la comunidad, no tienen el mismo peso específico que las acciones que imponen las leyes y donde de detallan aspectos más amplios de la justicia y su aplicación.

Se necesita, que los operadores de justicia sepan lengua maya y puedan entender a los indígenas, en claro que nuestra sociedad darle ese valor a las condiciones culturales de nuestros indigenas y con ello, darles la prioridad en sus reclamos, porque por muchos años estos han sido invisibles, comentó.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.