En Yucatán los niños corren más peligro en casa que en la calle

Publicado septiembre 07, 2018, 9:29 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

“Yucatán ha normalizado el maltrato infantil y es uno de los estados del país con niveles más altos de abuso sexual en la familia. Los niños y niñas corren más peligro dentro de sus familias que en las calles y hay estadísticas que así lo señalan”, sentenció la psicóloga Alejandra Molina Rodríguez, coordinadora de la “Fundación América por la Infancia” en la región peninsular.

En el marco de la presentación de la conferencia “Buenos tratos a la infancia” -que ofrecerá el psicólogo chileno y director de la fundación Álvaro Pallamares este viernes, a las 7 pm, en el Colegio Rogers Hall- la profesional de la salud mental consideró que en Yucatán falta mucha información sobre el tema del abuso infantil, hay vacío de autoridad y de políticas públicas y se deben cuidar los derechos de la infancia.

“Por eso, tenemos un compromiso muy fuerte y a través de los cursos y talleres necesitamos informarles a mamás, papás, para que lleven la información a los hogares y a las escuelas”, remarcó.

Para la psicóloga y coordinadora se están viviendo consecuencias muy críticas del maltrato y abuso infantil en el estado.

“Esta sociedad no está hecha para niños y niñas, así como también tenemos un reto con las personas con discapacidad. Se da predominancia a los derechos de los adultos, todo está pensado para ellos y eso debe cambiar a favor de los niños; hay que voltear la mirada hacia la primera infancia”, indicó.

Molina Rodríguez consideró que se necesita mucha educación e información porque la violencia sólo genera violencia. “Tenemos que empezar una cultura hacia la paz desde los primeros años de vida, es decir, que los pediatras estén capacitados para informar a los papás que tienen dudas, pero muchas veces ellos son los que recomiendan la nalgada, entonces eso obstaculiza y es como enfrentarse a la pared. Necesitamos mucha más educación y que este tipo de temas lleguen masivamente; Este es el trabajo que hacemos con charlas, talleres y cursos para que la información esté más a la mano”, concluyó.

Por su parte, el director de la fundación Pallamares aseguró que no se puede “educar” mediante golpes a un niño, sino a través del diálogo y la imposición de límites razonables.

“Hoy día la ciencia nos indica que la sociedad no está cuidando a los niños, niñas y adolescentes. Se está dejando todo en manos de la buena voluntad y las políticas de cuidado de protección de derecho están de adorno, no hay presupuesto, no hay personas capacitadas y eso también nos alarma”, sentenció.

Pallamares explicó que estudios científicos demuestran cómo el cerebro de un niño se atrofia por el maltrato, no crece y queda reducido.

“El investigador Bruce Perry midió el perímetro craneal y los niños que a los tres años viven maltrato, su perímetro craneal es un tercio más pequeño que un pequeño que recibió buenos tratos. Un tercio es muchísimo… La ausencia de buenos tratos es el maltrato y si a un niño no lo miras, no lo acaricias, no le dices cosas bellas, lo estás maltratando”, señaló.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.