En riesgo de perderse cámara hiperbárica que donó Ramírez Marín: sigue arrumbada

Publicado febrero 02, 2020, 3:19 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

PROGRESO, 2 de febrero de 2020.- A casi año y medio de que fue donada por gestiones del senador Jorge Carlos Ramírez Marín, la cámara hiperbárica sigue arrumbada en un bodega del ayuntamiento progreseño, sin que se vean visos de una pronta instalación.

De nada han servido ni los señalamientos ni las advertencias de que los donantes podrían solicitar la devolución del equipo, pues hasta ahora no funciona para el propósito que se le destinó: ayudar en la salud de los pescadores que sufren accidentes por descomprensión cuando bucean.

Tampoco se han cumplido las promesas de funcionarios estatales y municipales de que pronto sería instalada la cámara hiperbárica, que se donó para atender casos de buzos descompresionados, pero también para atender a pacientes diabéticos, muy comunes en Yucatán, así como personas con quemaduras y en recuperación de padecimientos como embolias.

La cámara es de cuatro plazas, es decir, que puede atender al mismo tiempo a igual número de pacientes. Fue fabricada por Grupo Torno Industrial y Missa, con sede en Veracruz, con una inversión de 2.5 millones de pesos que fueron donados por empresarios mediante gestiones que realizó el entonces diputado federal Ramírez Marín.

Fue trasladada por tierra hasta Progreso y desde su llegada el 2 de julio de 2018 se le arrumbó en el patio de una bodega de Servicios Públicos Municipales de Progreso.

En una visita al puerto en febrero de 2019, el secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas, dijo que ya se estaba elaborando un proyecto para darle uso a este equipo, para lo cual se habilitaría un espacio en el Centro de Salud con Servicios Ampliados (CESA) del vecino puerto.

En ese entonces se dijo que solo faltaba la autorización para que empiecen los trabajos.

El director de CESA, Sergio Bates Angulo, aseguró que ya estaba listo el proyecto arquitectónico donde se instalaría la cámara hiperbárica, solo faltaba que comiencen los trabajos, aunque él calcula que el equipo entrará en operación este mismo año, podría ser en noviembre.