En puerta la sequía en la Península de Yucatán

Publicado abril 21, 2021, 1:49 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

En la Península de Yucatán se establece la fase preliminar a la sequía, anomalía que afecta notablemente al centro y norte del país, sin embargo, la reciente lluvia registrada en la región minimizaría la problemática que actualmente se refleja en Quintana Roo y Yucatán, reveló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Las regiones Frontera Sur y Península de Yucatán se mantienen libres de sequía al iniciar el segundo trimestre de 2021, fenómeno que al menos en la segunda parte del país, la problemática está ausente desde mayo pasado.

Sin embargo, la situación podría cambiar ya que en la primera quincena de abril se estableció la fase de “anormalmente seco” en cuatro de los cinco estados que conforman ambas regiones, tal el caso de Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, por lo que Campeche se mantiene libre.

Actualmente, son 27 los estados con sequía, y sólo están libres Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, sólo que en cuatro entidades hay problemas de resequedad, que es el período preliminar a la sequía.

En la primera quincena de abril de 2021, se observaron lluvias por arriba del promedio en zonas puntuales de Veracruz, Oaxaca, Chiapas y en regiones centrales del país, desde el sur de Chihuahua hasta el estado de Puebla.

Estas lluvias fueron ocasionadas por el paso del frente frío número 47, el desarrollo de líneas de vaguada y el ingreso de humedad desde el Golfo de México y el Mar Caribe.

Al igual que la quincena anterior, gran parte de las precipitaciones más intensas se registraron en áreas sin afectación por sequía, sin embargo, las lluvias observadas en el centro del país ayudaron a disminuir ligeramente las categorías de sequía severa y extrema (D2 y D3) en zonas puntuales de Chihuahua, Guanajuato y Michoacán.

Sobre el resto del territorio nacional, el dominio de un sistema de alta presión sobre los niveles medios y bajos de la atmósfera, así como la escasa humedad en el ambiente mantuvieron lluvias escasas o nulas.

Las zonas con los déficits de precipitación más significativos se observaron sobre el Pacífico Norte, el occidente, el noreste y la Península de Yucatán.

En el Pacífico Norte, el occidente y el noreste se incrementaron las áreas con sequía de severa a extrema (D2 a D3), mientras que, en el noreste de la Península de Yucatán surgió la categoría de anormalmente seco (D0).

Al 15 de abril de 2021, el porcentaje de área con sequía de moderada a excepcional (D1 a D4) a nivel nacional fue de 72.75 por ciento, ligeramente mayor que lo cuantificado al 31 de marzo del mismo año, cuyo crecimiento fue del 1.23 porcentual.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) explicó que en toda la Península de Yucatán, la sequía está ausente desde la segunda quincena de mayo, y Celestún fue el único municipio que se mantuvo sin secuelas a lo largo del año.

Sin embargo, en la segunda mitad de julio, inició la condición de anormalmente seco, que es el proceso previo al establecimiento de la sequía, la cual duró hasta finales de septiembre, al grado que abarcó cerca del 40 por ciento de la superficie.

La interfase entre la normalidad y la sequía, denominada como D0, es una condición de sequedad y no de una categoría de sequía cuya duración es suficientemente prolongada como para causar desequilibrios hidrológicos significativos.

Por ende, la Península de Yucatán tiene 11 meses de permanecer libre de alguna condición de sequía, de la moderada a la excepcional (D1-D4), sólo que ahora reapareció la condición de anormalmente seco (D0).

La Península de Yucatán está libre de sequía desde la segunda quincena de mayo pasado, cuando se observaron lluvias por arriba del promedio, mismas que favorecieron la desaparición de las áreas con sequía de moderada a extrema que se observaban sobre dichas regiones.

La misma condición continuó gracias al impacto de las tormentas y huracanes Cristóbal, Gamma, Delta y Zeta, así como diversos frentes fríos, cuyos efectos prevalecen en la entidad, con inundaciones en algunas poblaciones, y en el caso específico de Mérida, en el Parque Ecológico del Poniente.

Pero la amenaza de retorno de la sequía en la Península de Yucatán comenzó en la segunda quincena de julio pasado, con la presencia de las condiciones de anormalmente seco (D0), pero concluyó antes de iniciar octubre.

Por ende, prevaleció el exceso de lluvia provocado por el paso de diversas tormentas tropicales y huracanes así como frentes fríos, lo que permitió que ambas regiones sean afectadas, en incluso, en el caso de Yucatán, ya es mínimo el impacto de las áreas inundadas, como es el Parque Ecológico del Poniente.

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México (MSM), en la primera quincena de abril la sequía afectaba el 72.75 por ciento de la superficie del país, de la cual, el 25.04 por ciento fue de la de tipo moderada (D1), el 34.91 por ciento fue sequía severa (D2); el 11.98 por ciento fue sequía extrema (D3) y el 0.82 porcentual fue sequía excepcional (D4).

En el país hay dos mil 463 municipios. De los cuales, 469 están en la categoría D0; 513 en D1; 572 en D2; 215 en D3, y 19 en D4.

Por ende, hay 675 municipios sin afectación, de los cuales, 128 son de la Península de Yucatán.