En medio de tanta necesidad en Tekax, siguen impunes desvíos del ‘Doctor Amor’

Publicado julio 01, 2020, 6:31 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

TEKAX.- El alcalde Diego Ávila acudió a la Unidad de Investigación y Litigación Especializada en el Combate a la Corrupción, en la capital del estado, a comparecer con el objeto de revisar y aportar más probanzas en las carpetas de investigación abiertas por las denuncias que interpuso ante faltantes y presuntos desvíos detectados en el proceso de entrega-recepción, en contra de varios ex funcionarios de la anterior administración municipal (2015-2018).

El presidente municipal pidió que se agilicen todos los procesos de investigación e integración de las referidas carpetas, al igual que de las denuncias interpuestas por la Auditoría Superior del Estado de Yucatán, donde los acusados no han podido solventar las irregularidades y, en consecuencia, pasaron a ser judicializadas ante la misma Unidad de Investigación.

“Esto no se trata de una cacería de brujas o de cuestiones personales o políticas, se trata de que por primera vez las irregularidades al patrimonio de los tekaxeños no queden impunes”, subrayó Diego Ávila. “Como alcalde es mi responsabilidad velar por los intereses de los tekaxeños, y lo menos que podemos hacer es que se haga justicia y se castigue a los responsables en su caso”.

Algunas de las anomalías y faltantes que se detectaron está en el rubro del parque vehicular, pues la mayoría se entregó inservible e incluso algunos vehículos, como una ambulancia, no se entregaron.

Se dejaron automóviles sin motor pese a que aparecieron facturas de compra de motores nuevos por mas de cien mil pesos.

De una pipa de agua potable se facturaron mas de cuarenta y seis mil pesos por cambio de chasis y cisterna a unos meses de la conclusión de la administración saliente y al recibirla estaba inservible.

No se encontraron bitácoras de mantenimiento, facturas que solo refieren ciertos servicios de mantenimiento por grandes sumas que no especifican a qué vehículos se las hicieron.

En el rubro de personal, hay millonarios gastos en concepto de nómina, pero no entregaron los expedientes personales, y mucho menos la evidencia de sus actividades de labores.

En rubro del pago de ayudas diversas, solamente en el 2017, aparece que se presupuestó un poco más de tres millones de pesos, pero al final acabaron ejerciendo más de 18 millones, sin justificación alguna, ya no se entregó evidencia del padrón de beneficiarios, y al cotejar los recibos con las credenciales de elector en muchos casos las firmas no coinciden o están sin rubrica de los beneficiarios.

Se detectó que los beneficiarios eran empleados del propio ayuntamiento.

Se entregaron actas de sesiones de cabildo incompletas, duplicadas y alteradas. Llaman la atención algunas actas en donde se autorizaron 19 expendios de bebidas alcohólicas duplicadas que no coinciden.

Se solicitó la comparecencia de ex regidores, los cuales se manifestaron extrañados y categóricamente refirieron que no corresponden a las firmas que acostumbran utilizar.

Respecto al pago de servicios, la gran mayoría sin justificación y aprobación, hay casos de empleados y al mismo tiempo prestadores de servicios, resaltando el hecho de directores que fueron beneficiados en adquisiciones o sus familiares.

En el rubro de combustible, no se entregaron bitácoras de consumo, hay grandes cantidades que se erogaron en ese concepto, pero no hay la evidencia en donde se pueda corroborar que fueron utilizadas para vehículos y actividades oficiales, y en algunos casos hay algunos reportes incompletos con tachaduras.

Quienes habrían utilizado dicho combustibles son identificados incluso con apodos: el Doc, la tesorera, tesorería, oficial mayor, etcétera. Todos los montos de combustible son arriba de mil pesos.

En concepto de obra pública, los expedientes están incompletos y no reúnen los requisitos mínimos, la gran mayoría no fueron firmados por los funcionarios responsables, altos costos, entre otros.

En concepto de impuestos, hay retenciones que no fueron declaradas y enteradas al fisco. Hay un arrendamiento de edificio con pagos por más de treinta mil pesos mensual, para servicio de una empresa privada, sin la justificación correspondiente.

También se detectaron compras de bienes como computadoras, desbrozadoras, cámaras de circuito cerrado, cámaras fotográficas, máquinas para soldar, motosierras, impresoras, equipos para internet, mini split (aire acondicionado), radios para comunicaciones, bombas para el sistema de agua potable, cloradores, motores, entre otros que no fueron entregados físicamente y mucho menos fueron incorporados al inventario.

Finalmente, el alcalde comentó: “quiero compartir que estamos valorando y analizando nuevas estrategias jurídicas para coadyuvar con la Unidad Investigadora para que se agilicen los procesos y pueda ponerse a consideración de un Juez de Control, todas las evidencias, quien finalmente será el que determine lo condecente”.