En medio de denuncias, se va el párroco de la iglesia de Santa Ana

Publicado junio 26, 2018, 9:53 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

Una carta pulula por Facebook sin llegar a ningún puerto. Es una fuerte denuncia que hace un usuario de esta red social en contra de las autoridades eclesiásticas y administrativas de la iglesia de Santa Ana, en la que acusa al párroco saliente y a la secretaria de la iglesia por omisiones, prepotencia, groserías, malversación de fondos y malos tratos. Sin embargo, la Arquidiócesis de Yucatán solicita al acusador que la denuncia se realice ante las autoridades eclesiásticas competentes para que se le pueda dar curso al reclamo.

“Es una persona que hace tiempo realiza este tipo de descargos en Facebook y ya le pedimos que se presente en la Arquidiócesis para hablar con el vicario general padre Candelario Giménez para que se realice la denuncia formal, de otra forma no podemos proceder”, explicó el padre Jorge Martínez Ruz, vocero de la institución eclesiástica.

Yucatán Ahora le preguntó si la Arquidiócesis tenía conocimiento de los hechos que denuncian en la iglesia de Santa Ana, pero el sacerdote afirmó que no están informados.

“Son temas más bien administrativos de la iglesia los que reclaman y por ende no tenemos información. Sin embargo, es necesario que los reporten, que se dirijan directamente a la oficina de la Catedral para que las autoridades competentes estén al tanto de la situación. Denunciar en redes sociales no es suficiente”, enfatizó.

Este miércoles a las 7 pm el párroco Elpidio González Sosa dejará la iglesia de Santa Ana y tomará su lugar el padre Ernesto Madera, quien viene de Ticul. Lo acompañarán en su salida el diácono Alberto (se desconoce su apellido) y en la denuncia en Facebook el denunciante también espera que se vaya la secretaria Carmen Herrera Escalante, a quien se acusa frontalmente de ser “La reina de la parroquia” por sentirse vicaria, coparroca, diaconiza, ministro y portavoz del padre y del diácono.

En el texto subido a la red social, el denunciante argumenta que las personas mencionadas dejan una “Parroquia en ruinas. Sólo vean la fachada, sin dinero y sin feligreses, ya que la secretaria Carmen se metía a dar órdenes con prepotencia y groserías en los grupos parroquiales, por órdenes del padre y sacó a todos los grupos, de ministros, de renovación, a los coros, al catecismo y al grupo de jóvenes, se robó todo el dinero, esta señora llegó en camión y en chancletas y hoy ya tiene un coche Yaris de este año, cobra misas y no da recibos, vende despensas, agua bendita y aceite y sal exorcizada. Y todo esto lo hizo porque son sus alcahuetes y tapaderas el párroco y el diácono Alberto”, critica el usuario de Facebook.

Sin embargo, lo que más quiere dejar de manifiesto es un hecho que ocurrió el pasado 28 de marzo (Miércoles Santo), cuando el padre Elpidio le ordenó al sacristán Raúl –hombre de más de 80 años- que suba a tapar todas las imágenes con tela morada por la Semana Santa.

El sacristán juntó dos bancas y puso una escalera pero resbaló y cayó. Esto le ocasionó, según explica la denuncia, fractura en los huesos de un pie (tibia y peroné).

“El sacristán le dijo a la secretaria Carmen que llame a una ambulancia, ya que se había lastimado muy fuerte en la cabeza y el pie, y la señora se negó para proteger al párroco, porque si venía la ambulancia iba también a venir la policía a investigar, y sería un escándalo en la iglesia.

Entonces obligó al señor a caminar hasta su coche y esto hizo que los huesos rotos se astillaran más. En lugar de llevarlo al Seguro Social, lo llevó a su casa, porque no tenía tiempo en ese momento de llevarlo a que lo chequen”, se lee en la denuncia.

El acusador explicó también que seis días después el sacristán fue ingresado en el IMSS, pero sus familiares lo sacaron porque el señor es diabético y su pie ya estaba muy grave con dos huesos rotos. Entonces lo llevaron a un hospital particular para una rápida atención.

Y en la denuncia continúa: “Cuando le piden apoyo económico al padre Elpidio dijo que ni él ni la parroquia tienen dinero, y que si el Seguro Social no lo atendía, él no tenía nada que ver”.

El denunciante aclaró también que el sacristán se accidentó en horas de trabajo y por órdenes del párroco. “Se atentó contra su integridad física y qué insensible es este padre, ese es el amor de Dios que predica, si ni siquiera se preocupa por su gente, qué se puede esperar de un párroco sin autoridad ni criterio”, agregó.

También remarcó que, hasta la fecha, el señor Raúl no ha tenido reembolso de gastos médicos, ni indemnización, “menos una pensión digna por parte de la parroquia de Santa Ana, ni de la Arquidiócesis, ni del CODAE”, indicó e hizo hincapié en que, mientras tanto, la secretaria Carmen trabaja medio día, recibe un sueldo completo y que miente cuando dice que no puede trabajar horario completo porque está enferma.

El padre vocero de la Arquidiócesis señaló que es importante que los feligreses se acerquen a denunciar. “Es fácil decir cosas en forma virtual pero no formalizan temas que podrían ser importantes. De esa forma nos ayudan a darle forma a sus peticiones y por la vía correcta”, remarcó.

El padre Madera asumirá mañana como párroco de Santa Ana en misa de las 7 pm. Por su parte, el padre Elpidio continuará como canónigo de la Catedral, donde confesará y dará misa.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.