En Flamboyanes tienen el sueño de un parque para los niños

Publicado abril 25, 2018, 7:09 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Judith Carrillo Amador no milita en ningún partido político ni es activista de oficio, sin embargo hay una causa que le quita el sueño: darle vida al “Parque de Los Niños”, un espacio en la Primera Sección del fraccionamiento Flamboyanes de Progreso.

Hace dos meses, un hecho que casi termina en tragedia le cambió la cabeza a Judith. Ella tiene una tiendita en el rumbo y un niño de un año, a quien cuida mientras trabaja.
Ese día vio a dos niñas –De cuatro y cinco años- jugando con sus bicicletas y pelotas en la calle porque no tienen espacio para hacerlo. Judith fue testigo, y también salvadora, de que un automóvil no atropellara a las niñas.

“Desde ese día que gracias a Dios no terminó en tragedia, me junté con otras vecinas que también son mamás y nos propusimos acondicionar un predio que nos van a donar para convertirlo en parque, “El Parque de los Niños”, relata.

Un baldío como parque

Manos a la obra, Judith fue a ver a un señor de apellido Peón (no recuerda el nombre) quien es dueño de un terreno baldío ubicado en la calle 49 B entre 50 y 52, a una cuadra antes de la guardería de Flamboyanes.

“Este señor amablemente nos dijo que podíamos hacer uso del terreno para hacer un parque y que los niños tuvieran un espacio para jugar sin peligros, así que nos pusimos en campaña para juntar todo lo que necesitamos para armar el espacio”, explica.

En Flamboyanes sí hay un parque pero Judith cuenta que está en muy malas condiciones. Por eso fue hace poco a hablar con Irma Canul, delegada de Flamboyanes, quien le donó un bote de pintura y un tambo para la basura del parquecito nuevo.

“Estamos agradecidos, sin embargo necesitamos mucho más que eso como juegos, arena para que los niños no jueguen en el lodo, pintura, mesas y sillas, césped, árboles, luz y agua. Y también nos gustaría tener una cancha de fútbol para los chicos más grandes”, detalla Judith.

Recientemente y en plena campaña electoral, Judith le comentó a Raúl Alvarado, político de Morena, las necesidades que tienen y el político se acercó con juguetes para los chicos, pero nada para el parque.

“Todo lo que sirva para que el parque funcione, será bienvenido. Por ahora pintamos unos árboles y armamos unos columpios, pero no basta. Cualquier cosa que a la gente le nazca, será para alegría de los niños porque ellos se ponen contentos con cualquier cosa”, dice, emocionada.

A Judith le gustaría que le gente deje de estigmatizar a Flamboyanes como un lugar poco seguro y peligroso.

Nos tienen olvidados

“No es un lugar peligroso, sólo nos tienen olvidados porque aquí vive gente trabajadora con sus familias e hijos. La gente valora lo que tiene aquí y lo cuida porque unidos podemos más”, puntualiza Judith.

Para donaciones pueden comunicarse al celular 9992 035715 o ir a la casa de Judith en la calle 49B N° 512, entre 50 y 52 de Flamboyanes.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.