En el ojo de Pegasus 15 mil celulares en México

Publicado julio 20, 2021, 9:47 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

México es el país con más números telefónicos dentro de la lista de Pegasus con 15,000, en el que se incluye el número de al menos 25 periodistas, de acuerdo con una investigación de The Washington Post.

El país se ubica en primer lugar como la nación con más números en la lista de un total de 50,000, en donde además se incluyen los teléfonos de activistas, líderes sindicales y opositores del gobierno cuyos números fueron incluidos entre 2016 y 2017, durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

El software de vigilancia fue creado por la firma israelí NSO Group sólo es vendido a los gobiernos y su objetivo inicial fue permitir labores de espionaje en contra de criminales, sin embargo, la poca regulación permitió ser usado para fines políticos y personales, de acuerdo con el reportaje.

“Pegasus es muy útil para combatir contra el crimen organizado, pero la falta total de controles y contrapesos (en las agencias mexicanas) significa que fácilmente termina en manos privadas y se usa para beneficio político y personal”, señaló a The Washington Post Guillermo Valdés Castellanos, titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) entre 2006 y 2011.

Entre los números de periodistas se encuentra Carmen Aristegui, quien ha encabezado investigaciones como La Casa Blanca, que reveló la existencia de una casa con valor de 84 millones de pesos que fue adquirida por Grupo Higa y la primera dama, Angélica Rivera, presentó como el hogar de su familia.

Amnistía Internacional y Forbidden Stories tuvieron acceso a una lista de más de 50 mil números de teléfono y los compartieron con los medios de comunicación, que los usaron para su investigación.

El análisis de los medios concluyó que, de esa lista de 50,000 números de celulares, el mayor número, 15,000, estaban en México y pertenecían a políticos, periodistas y sindicalistas, entre otros.

De esos 50,000 números de teléfono, 37 fueron infiltrados con el programa de software, según la investigación.

El programa en el centro de la polémica es un “spyware” o software espía llamado Pegasus y creado por la firma tecnológica israelí NSO Group, que vende ese programa hasta a 60 agencias militares, de inteligencia o de seguridad en 40 países de todo el mundo.

Pegasus saltó a las portadas de los medios de comunicación por primera vez en 2016, cuando el prestigioso Citizen Lab de la Universidad de Toronto descubrió vulnerabilidades en el iOS, el sistema operativo móvil de Apple.

Más tarde, en 2019, 1,400 personas, entre ellas varios políticos catalanes, fueron víctimas del espionaje de Pegasus, que aprovechó una vulnerabilidad de WhatsApp para infiltrarse en los teléfonos.

Ahora, sin embargo, The Washington Post reveló la existencia de una lista de 50,000 números de teléfono pertenecientes a países famosos por espiar a sus ciudadanos o que son clientes de NSO Group.

De esos números, los autores de la investigación fueron capaces de identificar a 1,000 personas que viven en 50 países de todo el mundo.

Entre ellos, figuran varios miembros de familias reales árabes, al menos 65 altos cargos de empresas, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodistas y más de 600 políticos y funcionarios gubernamentales, incluidos jefes de Estado y de Gobierno, ministros y diplomáticos.

The Washington Post y los otros medios no han podido averiguar cuál era exactamente el objetivo de la lista de 50,000 nombres. Tampoco saben quién creó el listado y cuántos de los teléfonos fueron objeto de espionaje.

Por el momento, han podido confirmar que 37 sí fueron infiltrados, aunque fuera por solo unos segundos.

Los gobiernos o agencias de seguridad que usaron Pegasus para infiltrar los teléfonos de periodistas, activistas y otros políticos habrían supuestamente violado la licencia de uso creada por NSO Group, que en teoría diseñó esos programas para vigilar a terroristas y criminales.

En declaraciones a The Washington Post, NSO Group rechazó identificar a los gobiernos a los que ha vendido el software espía.

Otro gran número de posibles víctimas han sido localizadas en Catar, Yemen, Emiratos Árabes Unidos y Baréin.

Asimismo, la investigación revela que Pegasus intentó infiltrar el teléfono Android de Hanan Elatr, la que fuera una de las esposas de Khashoggi, justo seis meses antes de su muerte. No se sabe si esos intentos de espionaje tuvieron éxito.

Además, el teléfono de la que fue posteriormente su prometida, Hatice Cengiz, fue infiltrado por el software espía solo unos días después de que muriera, según la investigación publicada hoy.

En declaraciones a The Washington Post, NSO defendió que sus programas ayudan a salvar vidas y evitan ataques criminales y, además, consideró que la investigación hace acusaciones infundadas.

Con información de Expansión/EFE/El Financiero