En ascenso Intoxicación Aguda por Alcohol, advierte IMSS

Publicado agosto 23, 2022, 12:35 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Yucatán desbancó a Tlaxcala en Intoxicación Aguda por Alcohol (IAA) por lo que se encuentra entre las siete entidades con tasa mínima de incidencia, debido, al aumento de la problemática que prevalece en la entidad, reveló la Secretaría de Salud federal.
La coordinadora auxiliar de Atención Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, Gabriela Canché Briceño, advirtió que “la ingesta de alcohol puede significar un riesgo para la salud y hasta la vida; ya que afecta prácticamente todos los órganos y sistemas del cuerpo; pues desde el momento en el que se bebe, causa irritación en boca, esófago e intestinos”.
Explicó que los bebedores consuetudinarios también están expuestos a presentar intoxicación por alcohol, que se caracteriza por ser una perturbación del comportamiento o la función mental, se identifica porque la persona se muestra desinhibida, eufórica, mareada y con una respiración rápida.
A finales de mayo pasado, Yucatán, registró la posición más baja en 11 años, al ubicarse entre los cuatro estados con menor incidencia, sin embargo, se registra un aumento de esta enfermedad.
De 2012 a 2020, el Estado ocupó el primer lugar de mayor incidencia, sin embargo, a finales de mayo se posicionó en el peldaño 29 de la tabla nacional, y a partir de hoy está en la posición 26.
El notable descenso coincidió con la presencia del Covid-19 en México, y a pesar que ya hay un mayor control de la pandemia, el problema del alcohol se mantiene a la baja, al menos en Yucatán.
Tan sólo en 2021, Yucatán ocupó el doceavo lugar de la tabla nacional de incidencia, y hasta hoy se ubica en el peldaño 26.
La intoxicación aguda por alcohol es un problema de adicción que no está controlado, y el grupo de edad más afectado es el que se encuentra en edad productiva de 25 a 44 años de edad, y en cuando al género, afecta más a los hombres que a las mujeres.
Dicho padecimiento se comenzó a registrar a partir de 2000, pero de manera pública se empezó a dar la estadística a partir de 2012.
El registro se da cuando la persona ingresa a una clínica u hospital debido a algún accidente registrado durante la jornada laboral, en el hogar, en la calle, etc, en el cual la persona resultó lesionada.
A partir de 2020, tanto a nivel nacional como estatal se registró la incidencia más baja de 2012 a la fecha, fenómeno atribuido a la presencia del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19.
De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) de la SS federal, en lo que va del año, en el país se registraron 14 mil 453 casos de IAA, con un aumento del 20.96 por ciento con respecto al mismo período de 2021, cuando la cifra fue de 11 mil 949.
El pasado 8 de junio, en el Estado se registró un retroceso del 70.52 por ciento, pero hoy, la tendencia es 50.87 inferior, con respecto al mismo período de 2021.
Hasta hoy son 198 las personas afectadas por las bebidas etílicas, mientras que el año anterior fueron 403 casos.
Reveló que de 2012 a 2020, Yucatán ocupó el primer lugar nacional de “IAA”, pero al año siguiente, la situación fue totalmente diferente.
Incluso, durante 2021, conforme pasaban los meses, descendía la problemática en Yucatán, hasta ubicarse entre las 12 entidades federativas con mayor incidencia.
De acuerdo con la estadística, en lo que va del año, Jalisco encabeza la tabla, con mil 386 casos, el 10.71 por ciento del total nacional, en segundo lugar quedó el Estado de México, con mil 327, el 9.18 por ciento, seguido de Guanajuato, con mil 209, el 8.36 porcentual.
Mientras que del otro extremo de la tabla está Campeche, con 50 casos, el 0.35 por ciento, Baja California Sur, con 75 afectados, el 0.52 por ciento; Aguascalientes, con 135, el 0.93 porcentual.
Asimismo, Tabasco y Nuevo León, con 143 casos, el 0.99 por ciento, respectivamente; Tlaxcala, con 194, el 1.34 por ciento, y Yucatán, con 198, el 1.37 porcentual.
En estas siete entidades apenas se concentró el 6.5 por ciento del total de IAA, ocurridos en la República Mexicana, cuyos casos se registran cuando son atendidos en nosocomios, al acudir para la atención de alguna lesión.
De 2012 a 2020, Yucatán ocupa el primer lugar nacional, y en el transcurso de 11 años, la cifra más alta ocurrió en 2014, con 11 mil 985 casos, y la menor fue en 2021, por lo que desbancó a 2020.
En cuanto al género, en el país fueron 10 mil 449 hombres, el 72.3 por ciento, y cuatro mil cuatro mujeres, el 27.7 por ciento, mientras que en Yucatán hay 160 varones, el 80.8 por ciento, y 38 féminas, el 19.2 porcentual.
Finalmente, Canché Briceño informó sobre algunos de los principales riesgos que pueden generarse en el organismo por ingerir bebidas alcohólicas, además de los beneficios que se obtienen al evitar su consumo.
Destacó que dejar de beber alcohol mejora la salud de las personas a corto y largo plazo; por ejemplo, se tiene mejor resistencia del sistema inmunológico, reduce el riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares, aumenta la capacidad de atención, concentración y la memoria, así como del gusto y olfato; disminuye el riesgo de cirrosis, hígado graso, cáncer de boca, esófago, estómago, páncreas, colon y mama.
Resaltó que se ha demostrado que el alcoholismo es una de las principales razones por las que ocurren accidentes, riñas y lesiones que derivan en consultas clínicas en el servicio de Urgencias.
La especialista del Seguro Social dijo que el consumo crónico y excesivo de alcohol también puede llegar a generar cardiomiopatía alcohólica, lo que ocasiona que el corazón sea incapaz de bombear eficientemente la sangre y se registre un fallo cardiaco, lo cual pone en riesgo la vida.
Indicó que en personas bajo tratamiento médico, consumir este tipo de bebidas también implica riesgos al desarrollar reacciones que comprometan el correcto funcionamiento del cuerpo, además existen fármacos que pierden su efectividad si se combinan con alcohol.
El consumo de bebidas alcohólicas puede generar una adicción que ocasiona secuelas graves, pone en riesgo la salud mental y la integridad física.
Finalmente, la coordinadora auxiliar de Atención Médica dijo que en los módulos PrevenIMSS+, ubicados en las Unidades de Medicina Familiar, se puede solicitar información y orientación sobre los daños que genera el consumo de alcohol y el alcoholismo, así como recomendaciones para el autocuidado en cada una de las etapas de la vida.