Emplazan al ayuntamiento de Progreso para inscribir en el Isstey a sus trabajadores

Publicado noviembre 27, 2020, 8:10 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- El Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado y de los Municipios notificó ayer al ayuntamiento que Progreso que tiene 10 hábiles para dar cumplimiento al laudo por el que se condena a dicha autoridad a inscribir retroactivamente a sus empleados ante el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey), como lo establece la ley.

Son unos 130 trabajadores que carecen de seguridad social y que están en desamparo, pues en caso de accidentes de trabajo o fallecimientos no reciben indemnizaciones, incapacidad o pensión.

El ayuntamiento del puerto tiene hasta el 9 de diciembre para acatar este fallo que incluye el pago de cuotas, recargos y actualizaciones. En caso de no hacerlo incurrirá en desacato.

Como medidas de apremio se le pueden imponer multas, inicialmente de mil pesos, pero van aumentando en caso de que el notificado incurra en desacato.

Abogados de los trabajadores consideran que habrá resistencia por parte del ayuntamiento para cumplir este laudo, pues se trata de una millonaria cantidad la que tendría que desembolsar, pues hay trabajadores que tienen 20 y hasta 25 años de antigüeda, y en todo ese tiempo no han tenido seguridad.

Sin embargo, al alcalde Julián Zacarías Curi no le conviene que se le acuse de desacato, porque podría perjudicarle para sus afanes de reelección.

En caso de una acusación de desacato a una autoridad judicial, se podría impugar el registro de Zacarías Curi ante el Iepac, pues las nuevas disposiciones obligan a las autoridades electorales a ser muy estrictas y rechazar como candidatos a quienes tengan problemas con la ley.

Larga lucha del sindicato

El pasado 20 de octubre informamos que el ayuntamiento de Progreso tendría que pagar más de 100 millones de pesos tras confirmarse dicho laudo donde se le condena a inscribir retroactivamente a sus empleados ante el Isstey.

El fallo incluye también el pago de cuotas, recargos y actualizaciones. En caso de no hacerlo incurrirá en desacato.

Además de la condena a inscribir retroactivamente a sus trabajadores, desde la fecha de ingreso de cada uno, Zacarías Curi deberá reconocer la existencia del Contrato Colectivo de Trabajo celebrado entre el ayuntamiento y el Sindicato.

De acuerdo con lo que se informó, el encargado de resolver el amparo fue el Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito, que ratificó el laudo que dictó el Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios de Yucatán en el juicio laboral que promovió el Sindicato de Empleados y Obreros del Municipio de Progreso.

En esas fechas el secretario general del Comité Ejecutivo del Sindicato, José Arcángel Ávila Pat, presentó ante el Magistrado Presidente del Tribunal burocrático la solicitud de ejecución del laudo, lo que sienta un precedente en Yucatán, dada la gran cantidad de municipios que no le proporcionan a sus trabajadores la seguridad social indispensable.

Se calculan que pueden ser más de 100 millones de pesos que tendrá que erogar Zacarías Curi para cubrir las cuotas retroactivas en concepto de seguridad social para los trabajadores municipales, quienes desde hace varias administraciones vienen luchando por obtener estos beneficios.