Eliminación de las corridas de toros sería un error: empresario

Publicado enero 01, 2022, 4:22 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Ante la propuesta de ciertos grupos que pretenden erradicar las corridas de toros en determinadas sedes el país, Alberto Hagar Goff, integrante de la empresa Toros Yucatán, que dirige la Plaza Mérida, consideró que resultaría un grave error, dado que se perderían alrededor de 500 empleos por festejo.

Como se sabe, en días pasados, se dio a conocer que en la Ciudad de México se presentó una propuesta para prohibir la fiesta brava, lo que en caso de aprobarse sentaría un precedente para el resto de cosos en la República.

Al respecto, Hagar Goff dejó en claro que el pueblo yucateco es aficionado a la tauromaquia, es una tradición y tampoco se puede eliminar un espectáculo sólo porque a unos cuantos no le agrada.

En la capital mexicana, la Comisión de Bienestar Animal del Congreso local aprobó una iniciativa que proponía poner fin a este tipo de eventos.

Sin embargo, posteriormente se dio a conocer que la resolución no sería presentada ante el pleno hasta resolver la situación de los trabajadores directos e indirectos cuyos ingresos dependen de este tipo de entretenimiento.

Para Hagar Goff, todo fue un intento político de llamar la atención y adelantó que difícilmente se presentará algo similar en Yucatán.

“Tenemos 160 municipios y cada uno tiene su feria y una corrida, es uno de los estados con más tardes de toros”, dijo.

No obstante, el promotor catalogó que si en la entidad se buscará eliminar la tauromaquia, primero se debería dialogar con todos los sectores involucrados y escuchar las posturas de cada grupo.

“Las corridas pueden definirse como un gusto, al que le agrada va y al que no simplemente que no vaya, no puedes prohibir algo porque no le gusta a unos cuantos”, indicó.

“No piensan en el impacto económico de muchas personas, en la Plaza Mérida en cada festejo le damos empleo a unas 500 personas, aproximadamente, qué pasaría con todos ellos, es el sustento de varias familias, no es nada más quitar por quitar. En los municipios es igual, están los que venden comida, refrescos, los músicos, los que crían a los toros y los campesinos”, agregó.

Para Hagar Goff no queda más que esperar, pero confió que al menos en el estado la iniciativa no cambiará una tradición de varias décadas.