El sector agropecuario de Yucatán, de la sequía a la inundación

En la Península de Yucatán desapareció la sequía, la cual predominó en la región durante poco más de dos años, la cual generó pérdidas millonarias aún por cuantificar, reveló el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El sector agropecuario pasó de mal a peor, ya que ahora la producción se pierde a consecuencia de las fuertes lluvias e inundaciones, que dejó a su paso la tormenta tropical Cristóbal.

Durante la segunda quincena de mayo, en el noreste del país, la vertiente del Golfo de México, el Sur y la Península de Yucatán se observaron lluvias por arriba del promedio, mismas que favorecieron la desaparición de las áreas con sequía de moderada a extrema que se observaban sobre dichas regiones.

Las precipitaciones pluviales fueron ocasionadas por la continuidad de líneas de vaguada, el paso de tres frentes fríos (62, 64 y 65) y el desarrollo de un temporal de lluvias (sobre el sur del país y la Península de Yucatán) asociado con la Oscilación de Madden-Julian, la cual a partir del giro de Centroamérica favoreció el desarrollo de la tormenta tropical Amanda, la cual se transformó el Cristóbal.

En la Península de Yucatán, la ausencia de la sequía tuvo una duración de un mes, específicamente, en la segunda quincena de mayo y en la primera de junio de 2018.

A partir de la segunda quincena de junio del año pasado predominaron las altas temperaturas y la notable ausencia de lluvias, por lo que predominó la sequía moderada (D1) y la severa (D2).

Incluso, durante octubre de 2018 se registró la sequía extrema (D3), la cual, hasta el momento no se ha vuelto a repetir.

Al 30 de abril de 2020, se observó que la sequía llegó a niveles severos en la zona Este y Sur de Yucatán, así como la Oriente de Campeche y la mayor parte de Quintana Roo.

En la actualización del Monitor de Sequía de México la problemática desapareció de la región, fenómeno que continuará al menos una quincena más, debido a los efectos de la tormenta tropical Cristóbal, la cual provocó que la precipitación pluvial registrada durante seis días fuera el equivale al 60.4 por ciento del total captado durante el año.

Secuelas

La fuerte precipitación pluvial que dejó el meteoro provocó inundaciones en numerosas poblaciones, y por ende, las milpas quedaron debajo del agua.

Hasta el momento, se desconoce el monto de las pérdidas, tanto por parte de la Secretaría de Desarrollo Rural, como por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

A excepción del alcalde de Sinanché, Felipe de Jesús Rojas Escalante, quien determinó la pérdida total del 90 por ciento de los sembradíos de maíz, papaya, calabaza, espelón, camote, ibes, cilantro y chile.

Por lo pronto, son al menos 36 los horticultores afectados por las fuertes lluvias, las cuales generaron inundaciones en 26 municipios de la entidad.

Comparte
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Notas recientes.

PEATÓN MUERE ATROPELLADO

Un trágico accidente ocurrió está mañana en el periférico, cerca del puente de City Center. El fatal hecho ocurrió cuando

Síguenos

Yucatán Ahora 2024