El lunes 25 de octubre, audiencia crucial en el caso de José Eduardo Ravelo

Publicado octubre 20, 2021, 5:32 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

La audiencia de posible revocación o confirmación del auto de no vinculación a proceso penal que emitió el juez primero de control, Antonio Bonilla Castañeda, en favor de los policías municipales, en el sonado caso de la muerte del joven José Eduardo Ravelo Echevarría, se llevaría a efecto el próximo lunes 25 de octubre a las 12:15 horas.

De acuerdo con información de los juzgados, en la audiencia deberá resolverse el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía General del Estado (FGE) el pasado 16 de agosto ante el Tribunal Superior de Justicia de Yucatán.

El defensor legal de los policías municipales inicialmente acusados, David Dorantes Cabrera, atenderá los recursos que presente la Fiscalía General del Estado ante el magistrado, abogado Luis Felipe Esperón Villanueva.

De acuerdo con las declaraciones de la señora María Ravelo, madre de la víctima, la FGE cuenta con pruebas y testimonios para que el tribunal revoque el auto de no vinculación a proceso a los policías municipales.

Hace unos días anticipamos de este fallo del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán, el cual la madre de José Eduardo confía en que sea favorable a la justicia, que en este caso sería que se continúe el proceso penal contra los cuatro policías municipales acusados de provocarle la muerte al joven veracruzano, a quien presuntamente violaron y torturaron.

Como se sabe, la resolución del juez Bonilla permitió que los oficiales de la PMM J.E.H.H, E.M.R.L., A.G.G.M. y R.G.B.R. salieran libres.

En una audiencia realizada el 13 de agosto, el juez determinó que si bien quedaron acreditados los delitos, no existieron elementos de prueba suficientes para determinar que las personas presentadas tienen relación con la comisión de los mismos.

Por considerar que sí existen esos elementos, la Fiscalía presentó una impugnación ante el Tribunal Superior de Justicia

En su momento, el fiscal general, Juan Manuel León León, aseguró que este proceso no ha acabado y se seguirá hasta que haya justicia para la señora María Ravelo Echavarría, madre del joven veracruzano.

Agregó que la Fiscalía tiene el compromiso de llegar a la justicia y la verdad en este caso, en el cual, como informamos en su oportunidad, intervino también el gobierno federal tal como ofreció el presidente Andrés Manuel Obrador a la madre de José Eduardo.

En seguimiento a esa orden del mandatario, la Fiscalía General de la República realizó una investigación del caso, que incluyó testimonios y reconstrucciones de hechos en varias partes de Mérida.

En entrevista con Yucatán Ahora, la señora Ravelo Echavarría reiteró su petición de “que el caso llegue a las últimas consecuencias, es lo que pido… que se haga justicia a mi hijo”.

Como informamos, a los pocos días de ser liberados dichos oficiales, circularon imágenes de la detención de José Eduardo, donde se evidencian las torturas que sufrió a manos de los uniformados de la PMM, quienes lo detuvieron en el parque de San Juan y lo trasladaron a las instalaciones de la corporación, en la calle 57 entre 54 y 56.

Durante el trayecto se observa que uno de los oficiales lo somete colocándole la rodilla en el cuerpo. En otra imágen se ve a uno de los agentes parado sobre el veracruzano.

Ya en la comadancia se ve que lo bajan a empujones entre varios policías, pese a que José Eduardo permanecía esposado.

Luego de un rato, lo llevan a rastras hasta una celda, inconsciente y vestido solamente con un boxer.

Imágenes de la celda muestran a José Eduardo con visibles huellas de golpes. Se le ven moretones en varias partes del cuerpo.

Al salir de prisión, el joven se dirigió a una frutería de la calle 21 de Chuburná donde trabajó y ahí le permitieron dormir un rato para recuperarse, pues estaba vomitando sangre.

Cuando se levantó los dueños de la frutería lo llevaron al médico y le pidieron que avisara a sus familiares en Veracruz.

Dos días después llegó la madre de José Eduardo, y al verlo en muy malas condiciones lo llevó al Hospital O’Horán, donde le pidieron que fuera a interponer una denuncia.

Tras una revisión en la FGE, determinaron que era urgente que volviera al hospital, donde el joven cayó en coma y murió días después.

José Eduardo fue detenido el 21 de julio, salió al día siguiente y el 24 de julio presenta la denuncia ante la FGE, donde ante la gravedad de la víctima se solicita una ambulancia para llevarlo de nuevo al O’Horán, donde el joven veracruzano permaneció hasta que perdió la vida, el 3 de agosto.