El Inapam promueve en grande el ajedrez

Publicado agosto 29, 2018, 8:53 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

La habitualmente tranquila cafetería “La Giralda” se convirtió la mañana de ayer en escenario de violentas combinaciones surgidas al calor de combates cerebrales sobre palestras cuadriculadas. Un reflejo de cómo el Instituto Nacional para las Personas Adultas Mayores (Inapam) promueve en grande el juego ciencia entre la vieja guardia.

Más de tres horas de emocionantes batallas mentales arrojaron como ganador a José Luis Alonzo Salomón, quien se coronó invicto, con cuatro victorias, en el Campeonato Estatal de Ajedrez de la Tercera Edad.

La delegada estatal del Inapam, Minelia Elvira Canto Lara, hizo con blancas la simbólica jugada inicial de esa atractiva competencia, que reunió a una docena de aguerridos guerreros del tablero. La funcionaria avanzó dos casillas su peón de rey y al otro lado del tablero realizó similar maniobra una abuela de cabecita blanca: Dalia Cachón Espinoza.

Fue el preludio de rudos, pero amistosos lances, que transcurrieron entre sorbos de aromático café preparado a la vieja usanza (“sancochado”, según Martha, la encargada del lugar) y que se les sirvió en forma gratuita, acompañado de panecillos, a todos los participantes. Todos los combatientes salieron ganadores, pues además se les obsequió a cada uno un llavero con una pieza de ajedrez.

En el combate decisivo en la primera mesa, se enfrentaron dos invictos: el cubano-yucateco Santiago Suárez Portal, quien dos veces se ha coronado monarca absoluto de Yucatán, y Alonzo Salomón, ex campeón nacional de la categoría. El primero es instructor de ajedrez del Colegio Americano y el vencedor es de la Prepa 2.

El club “Bobby Fischer”, organizador del evento en coordinación con el Inapam, pensó en todos los detalles. Salvo en el tablero de honor, se usaron relojes analógicos, de los de cuerda, pues los gladiadores de la vieja guardia no están muy acostumbrados a los artefactos modernos, que son digitales.

Además, en todas las lizas bicolores se usaron piezas modelo Edarays, ya en desuso y que durante años se habían usado en la entidad y en toda la Península. Las fabricaba el desaparecido físico Alejandro Alberto Preve Castro.

Don Rafael Ramos Espínola, nonagenario ajedrecista que a su avanzada edad goza de una lucidez envidiable, recibió un trofeo artesanal en forma de caballo por ser el participante de mayor edad. También recibieron galardones especiales dos septuagenarios: José Luis Pech Cano y Javier Lino Chacón Ramos.

La mejor femenil fue Estela Candelaria Ureña Chío, quien desde Progreso se desplaza a cuanta competencia ajedrecística haya en la entidad para derrochar glamour frente a los tableros.

El rotundo éxito que alcanzó la competencia, en la que hubo 12 participantes, despertó una lluvia de elogios. Aquí es de justicia destacar el patrocinio de la rentadora de trajes “Ajedress” y de “Diagonales”, tienda especializada en artículos del juego ciencia, así como de la directora del “Bobby”, la enfermera jubilada Concepción Godínez Bautista.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.