El ‘estilo Vila’ llega al Día del Trabajo: no fue obligatorio marchar

Por primera vez en muchos años los trabajadores tuvieron la libertad de decidir si querían participar en actos por el 1 de mayo o estar con sus familias. El gobernador Mauricio Vila giró instrucciones para que a nadie se le obligue a asistir y que tampoco se tomen represalias por no marchar.

1358

El “estilo Vila” llegó a la conmemoración del Día del Trabajo en Yucatán, donde por primera vez los burócratas tuvieron la libertad de decidir si querían marchar o pasar el día de asueto con sus familias.

En un mensaje que emitió con motivo del 1 de mayo, el gobernador Mauricio Vila Dosal dio a conocer esta decisión que tomó su administración, en cumplimiento de un compromiso que hizo con los sindicatos.

Además, giró instrucciones para que no haya presión contra ningún trabajador para asistir a las marchas o que se tomen represalias porque alguno no acudió.

En administraciones priistas era obligatorio asistir a las marchas por el Día del Trabajo y otros actos políticos en los que estaba presente el gobernador en turno.

Muchos burócratas se quejaban porque no podían disponer del día de asueto, pues en ocasiones los actos se prolongaban más allá del mediodía, pues además de las marchas había prolongados discursos de los líderes y de las autoridades invitadas.

Hace unos minutos concluyó la marcha que realizó el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado de Yucatán, encabezada por su líder Jervis García Vázquez.

Comentarios

Comentarios