El cáncer infantil, entre luces y sombras

Publicado febrero 07, 2018, 3:10 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Hay una mala y una buena noticia.

La mala es que el cáncer es la primera causa de muerte de niños de uno a 18 años en México. La buena es que el 70% de esos niños enfermos se cura.

En México cada año se registran entre cinco mil y seis mil casos nuevos de cáncer en menores de 18 años, de los cuales más del 50% son leucemias, 10% linfomas, 10% tumores del sistema nervioso y el resto de diferentes tipos. La incidencia del cáncer es de 9 casos por 100 mil en personas de menos de 18 años.

El miércoles 15 próximo se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer Infantil y distintas organizaciones yucatecas presentaron hoy acciones para crear conciencia sobre esta enfermedad muchas veces estigmatizada en la misma sociedad (¿Quién puede concebir que un niño se enferme y muera de cáncer?), pero que existe y debemos poner lo mejor de todos nosotros para que estos pequeños guerreros y sus familias estén bien anímicamente para llevar sus tratamientos y, sobre todo, se curen.

Síntomas para tener en cuenta

Coordinados por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY), asociaciones que ayudan a niños y sus familias que padecen cáncer como “Sueños de Ángel A.C.”, “Fundación Este Niño Lindo A.C.”, “AMANC Yucatán”, “Fundación Aitana A.C.” y por su supuesto integrantes del equipo de Oncología Pediátrica del Hospital O’Horán dieron a conocer los principales síntomas que podrían alertar sobre un caso de cáncer infantil: Pérdida de peso, fiebre recurrente, pérdida de apetito, palidez, cansancio, bolitas en el cuello, axila e ingle; sangrado, moretones, crecimiento regular del abdomen, sangrado de nariz y encías, alteración del equilibrio, puntos rojos en la piel, convulsiones, sudoración nocturna, estrabismo y reflejo blanco en el ojo, entre otros. Cabe aclarar que los niños que padezcan estos síntomas no significa que padezcan cáncer, son alertas para tener en cuenta y visitar a un médico.

A través de sus redes sociales, las organizaciones civiles y la Codhey difundirán infografías a fin de que esta información se conozca en la sociedad y las detecciones sean cada vez más oportunas. Como manifestó el doctor Pablo González Montalvo, oncólogo pediatra del Hospital O’Horán: “Muchos piensan que nosotros somos los que salvamos vidas, pero en realidad seguimos un protocolo una vez detectada la enfermedad. Acá la labor importante la hace el médico que detecta en tiempo y forma el cáncer”.

El doctor González Montalvo también comentó que el año 2017 cerró con 55 casos de cáncer infantil en Yucatán. Con un 70% de pacientes vivos, la enfermedad se considera erradicada después de cinco años de control sin aparición nuevamente del síntoma.

Para el oncólogo pediátrico es muy importante cambiar la manera de cómo llevar la enfermedad, sobre todo en los familiares de los niños que la padecen. “Cuando uno comprende que es una enfermedad dura y difícil pero con posibilidad de recuperarse, ve al niño de otra forma, como un niño que es, y eso lo ayuda a sobrellevar la enfermedad y la vida hospitalaria de una mejor forma”, remarca.

También agrega que en la instituciones de salud y en las asociaciones hay psicólogos que dan pláticas a niños y papás.

“Las mamás muchas veces se sienten culpables cuando sus hijos se enferman y la culpa merece castigo. Sin embargo no deben sentirse así, hay que redefinir la culpa y llamarla ‘responsabilidad’, porque eso es lo que tienen a partir de ahora para con ese hijo. Y la responsabilidad merece mucho trabajo y sabiduría para sobrellevar una enfermedad así”, explica.

Hoy día en Yucatán el cáncer infantil es de atención gratuita en instituciones públicas por “Gastos Catastróficos”. Esto incluye no sólo los gastos del tratamiento del nené, sino también los viajes, alimentos y alojamiento de sus papás. “Se denomina ‘Gastos Catastróficos’ porque uno no espera este tipo de enfermedad y financieramente perjudica a la familia cuando alguno de los papás debe dejar de trabajar para cuidar al niño, además de los viajes, alojamientos y otros gastos”, enumera.

Las acciones que realizaron las asociaciones civiles junto con la CODHEY pueden verlas en las redes sociales: FB: Sueños de Ángel AC, Este niño lindo: Fundación Jorge Emilio García Rodríguez; Fundación Aitana AC, Amanc Yucatán.

Di ‘whisky’

Amanc Yucatán A.C. es una institución que trabaja a pulmón. Ubicada en la calle 68 entre 65 y 67 del centro ayuda a niños y adolescentes con cáncer para que no abandonen sus tratamientos, recuperen su salud y se reincoporen a sus comunidades. A través de su albergue, proporciona alojamiento, alimentación, pasajes de avión y camión, despensas y acompañamiento psicológico, entre otras muchas acciones. Sus teléfonos son 9232688 y 01800 8907371.

¿Cómo se mantienen? De los redondeos que pagamos todos en el Oxxo y otros comercios, de donaciones privadas, de venta de tapitas de refrescos y de todos aquellos que quieran ayudar. Maru Victoria, integrante del equipo de Amanc desde hace cinco años, cuenta que reciben una suma de dinero mensual del Ayuntamiento de Mérida, sin embargo el Gobierno del Estado no los ayuda absolutamente con nada.

Alojada ahorita en la institución está Valeria, de cuatro años. La acompaña su mamá embarazada. Vinieron de Cancún pero ya planean vivir en el Interior del Estado. Valeria tiene diagnosticado un cáncer ocular y acaban de realizarle una biopsia en el ojito derecho para analizarla. Hoy volvió al albergue y está feliz. Apenas vio a Marisa Goff, también integrante de Amanc, corrió a sus brazos y se trepó a ella como una monita. En el albergue no sólo come y duerme, sino también juega en un espacio grande y hermoso que tienen en el lugar.

Feliz nos cuenta que tiene cuatro años y no para de mostrar sus dientes en sonrisas plenas, como pueden ver en la foto. Le pedimos que se cure pronto, así cuando sea grande se puede pintar esas hermosas pestañas largas que tiene. Divertida, se vuelve a reír, siempre.- Cecilia García Olivieri.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.