El ‘bromista’ y su ‘balacera’: delgada línea que puede romperse

El caso de la Facultad de Matemáticas de la Uady siente un precedente entre 'esto no pasa aquí' y 'esto comienza a pasar aquí también', considera experto en psicoterapia.

41035

El caso de la Facultad de Matemáticas de la Uady, donde un estudiante “bromeó” con realizar una masacre mediante una balacera, es algo que debe tomarse con toda la seriedad, pues hay ahí una delgada línea entre “esto no pasa aquí” y “esto comienza a pasar aquí también”, consideró el maestro en psicología René Emir Buenfil Viera.

Es también la delgada línea entre el alardear sobre la posibilidad de cometer actos violentos, y la cercanía de que en Mérida empiecen a suceder este tipo de actos, agregó el profesional egresado de la Universidad Marista de Mérida, con una práctica privada en el fraccionamiento Las Américas.

Afortunadamente, consideró que todavía estamos a tiempo para prevenir que este tipo de cosas se salgan de control.

Sin embargo, advirtió que hay que tomar medidas sobre los niveles de suicidio, depresión, desigualdad social, de drogadicción, ludopatía y violencia de género.

“Desde el punto de vista individual, está la necesidad actual de las y los jóvenes de llamar la atención a cualquier precio, alardeando sobre con quienes se acuestan, sobre dinero, y en el caso de este alumno, sobre la violencia que se pretende o no ejercer”, señaló.

“También está la cultura de la violencia que alimenta, incluso en la ciudad de la paz, este tipo de discursos antisociales y de resentimiento social” que se ven en películas, redes sociales y otros medios de comunicación a los que los jóvenes tienen alcance.

Como publicamos, un estudiante de la mencionada facultad, ubicada en el Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Uady, lo que obligó a tomar medidas como la suspensión de actividades la mañana del lunes.

También hubo discreta vigilancia policiaca en los alrededores del mencionado campus, ubicado en el Periférico noroeste.

Directivos de la Uady ya analizan la sanción que le impondrían al joven, que podría ser desde una amonestación, una suspensión temporal y hasta la expulsión.

El psicológo René Buenfil ofrece consulta privada en el fraccionamiento Las Américas, y también brinda pláticas a familias de personas con diabetes tipo 1. Búscalo en Facebook como René Buenfil Psicoterapia y Capacitación. Teléfono: 9992 17 07 85.

Comentarios

Comentarios