El 80 por ciento de los restaurantes yucatecos son informales

Publicado septiembre 18, 2018, 7:01 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Mérida.- De los más de 13 mil puntos de servicios de alimentos en Yucatán, el 80 por ciento de estos son informales y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) ha insistido con las autoridades a establecer mayores mecanismos de control sanitario y de regularización, señaló la presidenta de este organismo Alejandra Pacheco Montero.

La líder empresarial habló con los medios de comunicación en la presentación de la Primera Semana de los Restaurantes, evento que realiza el Ayuntamiento de Mérida (Mérida Restaurat Wek). Alejandra Pacheco destacó que, uno de los problemas impacta al sector restaurantero el elevado número de sitios que venden alimentos y no disponen de mecanismos sanitarios adecuados, controles y cobertura de seguridad para sus trabajadores.

Recalcó que, los afiliados a la Canirac generan unos 19 mil empleos en el ramo restaurantero, pero no hay una referencia sobre el número de empleos, capacidad de infraestructura instalada y medidas de seguridad social laboral. Se estima que el número de empleos en los comercios de alimentos informales suman unos 70 mil; sin embargo, no hay forma de valorar sus condiciones y tampoco la situación de estos empleados, sostuvo.

La líder puntualizó que el sector restaurantero ha sido fuertemente golpeado por las alzas de las tarifas eléctricas, en algunos cosos recibos de hasta un 200 por ciento más con respecto a los mismos meses del año anterior.

Hemos pedido, dijo al sector empresarial y a las autoridades estatales y federales para que intervengan para establecer medidas para reducir el impacto de las tarifas eléctricas, ya que esto merma las ganancias de las empresas restauranteras.

La presidenta de Canirac-Yucatán destacó que, acudirán a la instancia necesaria para resolver las alzas que se han vendido dando y que ponen en riesgo las condiciones de las empresas legalmente establecidas y que funcionan cubriendo las necesidades fiscales y de seguridad de los empleados.

Alejandra Pacheco Montero, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac)

Anticipó que, con el apoyo del sector empresarial se han dirigido a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para establecer una mayor supervisión de los tabuladores que rigen para el pago de las tarifas de energía; sin embargo, hasta el momento no han tenido una respuesta favorable.

Los restauranteros organizados, señaló, no podemos aumentar costos tan fácilmente a los productos, debido a que la competencia externa es muy alta y no está regulada, repuso, solo uno de cada cinco locales que venden alimentos en el estado están en la formalidad, por ello, subir precios no resulta favorable, ya que otras empresas no pagan impuestos, ni seguro social ni contribuciones y eso obliga a mantener los precios establecidos.

El problema para los restauranteros es el aumento de los combustibles, que encarecen gran parte de los insumos para un restaurante y ahora un alza de entre un 60 hasta un 200 por ciento en las tarifas eléctricas, eso ocasiona un fuerte impacto para las empresas, que mantienen su planta laboral y cubren necesidades de seguridad social de sus empleados.

Insistió en que las autoridades actúen y establezcan un mayor mecanismo de control, tanto sanitario, como fiscal para las empresas informales, a fin de que muchas más personas puedan responder a las condiciones de seguridad en los alimentos que consume y también en la protección del personal que labora en estas empresas, dijo.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.