Ejidatarios de Chocholá, dispuestos a una Guerra de Castas

Publicado enero 17, 2019, 1:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Ejidatarios de Chocholá afirmaron que están dispuestos hasta dar su vida con tal de proteger el patrimonio de sus hijos, ante el grave riesgo que representará la puesta en marcha de la calera Oxxica y del banco pétreo de la constructora Proser, empresas de la familia Abraham Mafud.

La comisaria de Chocholá, Claudia Fabiola Cob Durán, denunció a dichos empresarios de desacato del amparo de medidas cautelares, ya que han comenzado a dar continuidad a la construcción de la calera, la cual se ubica a un costado de la carretera Mérida-Campeche.

“Nosotros entregaríamos nuevas vida para defender nuestro patrimonio, nuestras raíces, haremos lo mismo que hicieron nuestros antepasados”, aseveró al hacer alusión a la Guerra de Castas.

“Se nos ha visto como personas no pensantes, ignorantes, pero hemos demostrado que sabemos trabajar, y no queremos que piensen por nosotros, y sobre todo que borren de nuestro memoria de dónde venimos y de donde somos”, subrayó.

Explicó que en este municipio hay más de 100 apicultores, por lo que la puesta en funcionamiento de la calera provocaría un grave daño al medio ambiente y a la principal actividad de la población.

“El polvo que saldría de la calera provocará que los árboles se sequen, y los apicultores dependen de las flores, por lo que la actividad se perdería totalmente”, añadió.

Al mismo tiempo, contaminaría el manto freático y Chocholá está dentro de la Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes, por lo que el daño sería irreparable.

Destacó que actualmente hay un litigio para impedir la puesta en funcionamiento de la calera Oxxica, en el cual, en marzo de 2018, el Juez de Distrito determinó la suspensión de las obras de construcción de la misma.

Sin embargo, en días pasados, ya es constante el arribo de camionetas y camiones de carga que llevan personas y material de construcción, por lo que hay una violación a la Ley.

Aseguró que recurrirá de nueva cuenta al Juez de Distrito para demostrar el desacato al amparo de la medidas cautelares.

Explicó que el dueño de Oxxica, Carlos Abraham Mafud, acaparó 612 hectáreas de los ejidos de Chocholá, de los cuales, destinó siete para la calera, y otra parte se la entregó a su hermano, propietario de la constructora Proser, para instalar un banco pétreo.

Actualmente, Chocholá tiene 565 ejidatarios, los cuales se ven afectados por dichos empresarios, ya que los despojaron de sus tierras.

Remarcó que la familia Abraham Mafud ha provocado numerosos despojos de tierras en diversos municipios, sin embargo, los ejidatarios tienen miedo de denunciarlos.

Para evitar este tipo de atropellos, se formó el Frente de Ejidatarios en Defensa de la Tierra y la Vida, la cual está conformada por 20 ejidos de diversos municipios, tal el caos de Kinchil, Samahil, Baca, Motul, y Chocholá, principalmente.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.