Eclipse penumbral de Luna en Yucatán, el lunes 30

Publicado noviembre 19, 2020, 5:08 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA.- El próximo lunes 30 se observará desde la Península de Yucatán un eclipse penumbral, el segundo en lo que va del año, informó el astrónomo yucateco Eddie Ariel Salazar Gamboa.

Garantizó que el fenómeno natural se apreciará durante la madrugada del último día del mes en curso, con una duración de cuatro horas y 21 minutos, “siempre y cuando las condiciones climáticas así lo permitan”.

Detalló que dicho suceso iniciará a la 1:32 horas, con un máximo a las 3:42 y concluirá a las 5:53 horas.

El académico del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM) abundó que tanto los planetas como los satélites naturales son cuerpos opacos y visibles pero brillan por que lo iluminan el Sol, lo mismo acontece con la Tierra así como la Luna.

Mencionó que entre las condiciones existentes para que un eclipse ocurra es que la Luna esté en su fase de llena, ya que de otra manera no se daría, y haya una alineación entre el Sol, la Tierra y Selene.

La Luna estará en su fase de plenilunio a las 3:29 horas, justo al momento de máximo penumbral. Saldrá por el horizonte a las 17:39 horas domingo 29 y se ocultará a las 6:27 horas del lunes 30.

Señaló que debido a que la Tierra también es un cuerpo opaco, al recibir los rayos del Sol proyecta dos conos de sombra, uno de penumbra y otro de umbra, éste último “el más obscuro”, con una longitud de 217 radios terrestres, y debido a que la distancia media entre la Luna y la Tierra es de 60 radios terrestres, el satélite bien cabe en el cono, más aún, sabiendo que el diámetro de la Luna es 0,27 veces de nuestro planeta.

El profesor emérito de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) abundó que este eclipse será penumbral y parcial, por lo que la luz de nuestro satélite natural será menos brillante que en otros plenilunios.

“La fase penumbral de un eclipse de Luna es poco espectacular, y sólo destaca el decremento del brillo de nuestro satélite natural. Aunque si fuera visto desde la Luna, se observaría un eclipse de Tierra”, subrayó.

Comentó que es el último de los cuatro eclipses que se apreciarán en este año, pues el primero se registró el pasado 10 de enero, el segundo fue el 5 de junio, y el tercero fue el 4 y 5 de julio.

El coordinador del Grupo de Astronomía “Hipatia de Alejandría” del ITM resaltó la importancia de los eclipses, pues sirven para descubrir fechas históricas, tal el caso de la crucifixión de Jesús Cristo, así como para establecer fiestas religiosas, como es la Semana Santa, e incluso, para confirmar teorías científicas, tal el caso de la Relatividad de Albert Einstein.

Sin embargo, lamentó el infundado temor que prevalece entre las personas, pues los eclipses son considerados como del augurio, así como generadores de enfermedades, etcétera.

Mientras que para otras culturas se enfocaron a calcular las fechas en que estos fenómenos ocurrirían, tal el caso de los mayas, cuyo conocimiento está plasmado en el Códice de Dresde, añadió el premio “Jaguar del Turismo 2020” de la Asociación Mexicana de la Industria Turística (AMIT) Yucatán.