‘Don Figuritas’, tan vigente como ayer en el niño que llevan dentro los meridanos

Publicado noviembre 03, 2017, 8:12 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

El año pasado publicamos la historia de don Jorge Cuevas, mejor conocido como “Don Figuritas”, quien por décadas ha llevado pedacitos de felicidad a muchos niños meridanos.

La sola mención de este personaje citadino trae buenos recuerdos a la memoria de muchos de los que hoy son adultos. Y una muestra de que todavía es recordado la vemos hoy en Yucatán Ahora, donde la nota es este viernes la más leída es nuestro sitio anterior (yucatanahora.com), el cual por mudanza a nuestro nuevo sitio (yucatanahora.mx) hemos dejado de alimentar desde hace una semana.

Y para que quienes visitan nuestro nuevo sitio no se queden sin leer la historia de “Don Figuritas” la traemos a continuación:

Todo un personaje de la ciudad es don Jorge Cuevas, mejor conocido como Don Figuritas, quien por décadas ha llevado pedacitos de felicidad a muchos niños meridanos.

Escuelas, parques de colonias populares y más recientemente tianguis forman parte del itinerario de este hombre que con su sola presencia es capaz de despertar la felicidad de los niños.

En décadas anteriores apenas los veían asomar los niños gritaban: “Ahí viene Don Figuritas” y con ansias lo esperaban para rodearlo mientras emocionados veían que desempacaba su cargamento de fantasía.

Posters, figuritas (estampitas les dicen fuera de Yucatán) de diversos personajes, accesorios de muñecas (zapatitos de Barbie y demás) y un sinfín de cosas que atraen la atención de los niños formaban parte del arsenal de felicidad.

Actualmente, un poco más cansado y menos surtido que en sus buenos tiempos, don Jorge subsiste vendiendo en algunos parques de colonias de las zonas poniente, sur y oriente.

Anoche el usuario de Facebook Adrián López lo recordó en el grupo Que toda Mérida se entere, y esto motivó a los demás a publicar comentarios sobre anécdotas y vivencias con este personaje, además de vídeos y fotografías.

Un usuario lo comparó con Chabelo por su longevidad y por los años que lleva vendiendo en parques y escuelas.

No faltó quien pidiera que ante las bajas ventas que ahora tiene, por los cambios de gustos de los niños, se le ayude comprándole como una manera de retribuir todos los momentos de felicidad que brindó a los niños que hoy son los adultos de Mérida.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.